Editorial

Un final alentador

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:02 / 17 de marzo de 2016

El final de la historia del oso jucumari que fue brutalmente agredido por comunarios de Komer Khocha (Cochabamba), a principios de enero, se pinta mucho más alentador que su inicio; y si bien este hecho puso en evidencia una de las peores particularidades de las personas, susceptibles de conformar turbas enardecidas que no entienden razones a la hora de ensañarse contra aquello que consideran una amenaza, también reveló la empatía y el compromiso de muchos ciudadanos en favor del bienestar de los animales.

Virtudes que se manifestaron durante el rescate de este mamífero bautizado con el nombre de Ajayu, pero también y sobre todo durante su recuperación, que estuvo a cargo del personal del zoológico Vesty Pakos de La Paz y de especialistas bolivianos y extranjeros. Entre ellos, la oftalmóloga británica Claudia Hartley y el mexicano Luis de León, quienes participaron de las cirugías que le realizó al jucumari un equipo dirigido por la doctora Vania García para que recuperase la visión de su ojo izquierdo, luego de que perdiese el derecho a raíz de los golpes. Hoy, gracias a ellos, Ajayu se encuentra en buenas condiciones en una reserva similar a su hábitat.

De todas maneras, es de esperar que esta agresión no quede en la impunidad y que se adopten medidas para evitar que hechos de esta naturaleza se repitan.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia