Editorial

El foie gras, cuestionado

Subeditorial

La Razón

00:00 / 21 de octubre de 2012

El debate sobre el foie gras ha vuelto a abrirse en Europa. El miércoles, ocho eurodiputados organizaron en el Parlamento Europeo una conferencia en la que pidieron el veto de ese alimento. Pues, afirman, detrás de su producción subyace un macabro sistema de tortura, que condena a millones de gansos y patos a vivir cotidianamente, durante semanas, indescriptibles sufrimientos.

En efecto, el foie gras es el hígado enfermo de un ganso o pato al que se ha cebado varias veces al día, mediante un tubo metálico de 20 a 30 cm. Además de dolorosas laceraciones en el cuello, sufren enfermedades digestivas por la sobrealimentación forzada y desequilibrada. De igual manera, el tamaño de su hígado hipertrofiado les impide respirar y desplazarse normalmente. Tal es la brutalidad que impera en ese sistema de producción que a veces a las aves se les arranca parte del pico, sin anestesia, con alicates o simples tijeras, para facilitar la introducción del tubo que llega hasta su estómago.

Si bien la comercialización de este producto es casi inexistente en el país, la reflexión que está generando puede ser de utilidad. Ya que en realidad lo que se busca es poner en evidencia cómo las personas, por ignorancia, consumen productos que muchas veces promueven prácticas de producción repugnantes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia