Editorial

Menos hambre

En un país que busca ser equitativo, nadie debe  ir a dormir con el estómago vacío

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

04:30 / 29 de mayo de 2015

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha anunciado recientemente que Bolivia ha cumplido otro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) al disminuir la subalimentación crónica de la población de 34% en 1990 a 15,1% en 2015. El logro habla bien del Estado boliviano; sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

El informe de la FAO, titulado La inseguridad alimentaria en el mundo 2015 (SOFI, por sus siglas en inglés), resalta que Bolivia, con los ya mencionados resultados, se ubica en la lista de los 16 países de la región de América Latina y el Caribe, y entre los 72 en todo el mundo, que alcanzaron la meta de los ODM relativa al hambre.

Según esa agencia de las Naciones Unidas, la región es la única que logró las metas de los Objetivos del Milenio y de la Cumbre Mundial de la Alimentación respecto a disminuir la situación del hambre. Subalimentación se refiere a la ingesta insuficiente de alimentos para satisfacer las necesidades de energía alimentaria. La FAO aclara que, para el informe, el hambre es sinónimo de subalimentación crónica.

“Bolivia ha logrado que su población tenga disponibles alimentos sanos en cantidad y calidad para todos, en especial los alimentos básicos de la canasta alimentaria de la población”, destaca el documento. El organismo internacional sostiene que en los últimos años el país adoptó políticas estratégicas para alcanzar la seguridad alimentaria como la realización de cambios en el marco legal e institucional. Añade la FAO que se observan acciones orientadas al desarrollo de la economía social comunitaria, el fortalecimiento de la agricultura familiar comunitaria y la protección social para las familias en situación de pobreza y vulnerabilidad socioeconómica.

A pocas semanas de que los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) den por concluido el esfuerzo global expresado en los ODM, y den inicio a la llamada Agenda de De-sarrollo Posterior a 2015 y su conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los logros bolivianos destacan particularmente por el ritmo impuesto en los dos últimos lustros, lo que permitió superar una suerte de rezago que se le reclamaba al país al cumplirse la primera década desde el establecimiento de este conjunto de metas globales.

Haber reducido el hambre de la población boliviana en poco más de la mitad es, como ya se dijo, un logro importante; sin embargo, el reconocer que hay bolivianas y bolivianos que no acceden a una alimentación completa es un problema que va mucho más allá de lo que es ponderable para la comunidad internacional. Nadie, en un país que se desea justo, debe ir a dormir con el estómago vacío. El hambre es, pues, uno de los grandes males que afecta a un país, pues su efecto repercute en todos los ámbitos del desarrollo de las personas y de la sociedad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia