Editorial

Héroes en el Mediterráneo

La Razón (Edición Impresa)

23:46 / 11 de julio de 2019

La detención de la capitana del barco Sea Watch 3, Carola Rackete, tras su arribo al puerto de Lampedusa el 29 de junio con 41 inmigrantes a bordo (a quienes había rescatado dos semanas antes cerca de las costas de Libia), ha puesto en la palestra la política criminal contra los inmigrantes que el ministro del interior, Matteo Salvini, está impulsando en Italia.

Huelga recordar que desde 2018, a instancia de Salvini y legisladores de extrema derecha, el Gobierno italiano prohibió a los barcos de salvamento atracar en sus puertos, estratégicamente ubicados frente al África en el Mediterráneo. Y hoy quienes se atreven a desobedecer esta determinación, como Rackete, son acusados de “favorecer la inmigración clandestina” e incluso de tráfico de personas.

Esta draconiana normativa ha sido duramente criticada por la comunidad internacional, pues contradice tratados como el derecho marítimo internacional que obliga a dejar a los migrantes en el puerto marítimo más cercano y seguro. Empero, estos cuestionamientos se han quedado solo en palabras. De hecho, algunos funcionarios de la UE, cuyos líderes están entre los principales detractores de Salvini, han sido denunciados de “crímenes contra la humanidad” por dejar en manos de Libia la reducción del flujo migratorio.

Pero afortunadamente aún quedan hombres y mujeres valientes como Rackete, dispuestos a poner en riesgo su libertad y seguridad con tal de ayudar a otras personas y hacer lo que consideran correcto, aunque para ello tengan que desafiar el poder de los Estados de ser necesario.  

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia