Editorial

El legado de Cecil

Dicen que no hay mal que por bien no venga, adagio que en el caso de Cecil se está cumpliendo

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 12 de agosto de 2015

Dicen que no hay mal que por bien no venga, adagio que al menos en el caso del león Cecil se está cumpliendo con creces. Y es que, pocas semanas después de que se conociese la muerte de este hermoso felino de melena negra, el más querido de Zimbabue, a manos del cazador estadounidense Walter Palmer, su fallecimiento ha generado positivas reacciones en el mundo.

Por caso, a raíz de este incidente, la plataforma online de peticiones change.org lanzó una demanda dirigida a la compañía aérea Delta instándole a que prohíba el transporte de trofeos de caza de los “cinco grandes” (el león, el leopardo, el elefante, el búfalo y el rinoceronte). En pocos días esta petición alcanzó decenas de miles de adhesiones dentro y fuera de EEUU, y que consiguió su cometido, pues al poco tiempo la aerolínea estadounidense decidió restringir el transporte de estos trofeos en todas sus rutas mundiales, e incluso adelantó que piensa “revisar” sus políticas en torno al transporte de trofeos de caza de otras especies. Y como ocurre con todas las políticas que cuentan con el masivo apoyo de los usuarios, otras grandes aerolíneas como American Airlines y United no tardaron en emular tal determinación, y en plena temporada de caza en África.

Por otra parte, gracias a la presión internacional y local, el Gobierno de Zimbabue ordenó la suspensión, “con efecto inmediato”, de la caza de leones, leopardos y elefantes en las áreas que rodean el Parque Natural de Hwange, la reserva natural más grande de ese país africano que otrora servía de hogar a Cecil. Además, la Autoridad de los Parques y Vida Salvaje de Zimbabue (ZPWMA, en inglés) ha aprovechado la resonancia de la muerte de Cecil para establecer un fondo en favor de especies en peligro de extinción, que le permita vigilar con mayor efectividad la industria de la caza furtiva.

Y añadiendo más logros al legado del felino más famoso ya no solo de Zimbabue sino de todo el orbe, en Estados Unidos el senador demócrata Robert Menéndez presentó recientemente un proyecto de ley para ampliar las restricciones, contempladas por una norma de 1973, a la importación y exportación de especies en peligro de extinción, de tal manera que incluyan no solo animales amenazados, sino también a todos aquellos que hayan sido propuestos para formar parte de esta lista, como los leones, los leopardos o las jirafas.

Ciertamente todas estas medidas (prohibir que las aerolíneas trasladen restos de animales en peligro de extinción como trofeos, proporcionar más recursos para garantizar un mejor cuidado de la fauna dentro y fuera de los parques naturales, o ampliar la restricción de la importación y exportación de especies amenazadas en un país donde el asesinato de seres vivos es considerado un “deporte” con una muy buen acogida) son no solo de sentido común, sino también y sobre todo de primer orden para preservar la biodiversidad del planeta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia