Editorial

El legado de Sebastián Obermaier

La Razón (Edición Impresa)

00:19 / 03 de agosto de 2016

Hace tres semanas, el 12 de julio, La Razón publicó un reportaje que hoy puede leerse como una suerte de homenaje sobre la obra de Sebastián Obermaier, quien murió ayer a los 81 años.  

En esa investigación se daba cuenta que desde su arribo a El Alto, en 1978, aquel sacerdote alemán desarrolló una labor humanitaria incansable durante 38 años, impulsando obras religiosas y sociales, atendiendo partos y a enfermos. También fundó un centro de salud y un canal de televisión, y contribuyó a la edificación de al menos 70 parroquias. Desde la Fundación Cuerpo de Cristo, responsable de recolectar y distribuir regalos a los niños de escasos recursos de El Alto en cada Navidad, también impulsó la construcción de colegios en zonas marginales, un albergue para menores maltratados y abandonados, otro para personas con discapacidad, cuatro centros para apoyar a padres y madres que trabajan, y decenas de programas a favor de ancianos y personas con cáncer terminal o VIH. En resumidas cuentas, Obermaier consagró su vida y su trabajo para hacer de este mundo uno mejor, más justo, cumpliendo con creces el propósito para el cual, según la doctrina cristiana, hemos venido a este mundo: ser de bendición para el resto de las personas, y en especial a los más necesitados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia