Editorial

La llegada del Papa

Mucho se está haciendo en el país a causa de la llegada del papa Francisco.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 05 de julio de 2015

Si hay un tema que goza de la atención pública es el de la pronta llegada del papa Francisco, evento que, pese a ser asunto de Estado (aunque, en rigor, se trata de una visita pastoral), logra galvanizar las voluntades de muchos sectores sin importar las diferencias ideológicas. El resultado es que mucho se está haciendo en el país a causa de la llegada del Papa.

En efecto, al menos en las ciudades de El Alto, La Paz y Santa Cruz de la Sierra, particularmente en esta última, se están ejecutando numerosas obras de mejora de la infraestructura urbana con el objeto de mostrar al Pontífice el mejor rostro de estas tres urbes que serán honradas con su visita. También se han emitido autos de buen gobierno con prohibiciones semejantes a las que se adoptan en vísperas de elecciones y el Gobierno ha decretado feriado los días miércoles 8 y jueves 9.

A simple vista, nada de malo tiene el esfuerzo que se está realizando gracias a la concurrencia de esfuerzos del Gobierno nacional y los gobiernos locales.

Comparando, es como lo que haría cualquier anfitrión en su vivienda en vísperas de la llegada de algún ilustre visitante. Sin embargo, no pocas voces críticas se han oído, especialmente en la capital cruceña.

En efecto, gracias al anuncio de la llegada del Obispo de Roma, el Gobierno Municipal cruceño ha encarado la construcción de una inmensa capilla donde Jorge Bergoglio dará misa. El volumen de la construcción y el lujo de sus detalles permiten inferir que se trata de una obra costosa, pero las autoridades municipales han hallado la forma de evitarse la obligación de licitar y transparentar la ejecución del proyecto.

Asimismo, importantes refacciones se están realizando en las avenidas por donde la comitiva papal se desplazará, incluyendo el camino al penal de Palmasola, donde además de realizarse mejoras en la infraestructura, un equipo de jueces se apresura a emitir sentencias para disminuir la vergonzante retardación de justicia que caracteriza al sistema penal boliviano.

En La Paz, por su parte, las autoridades incluso se han tomado la molestia de eliminar un altar supuestamente demoniaco, ubicado en la autopista que une La Paz y El Alto; un columnista de este diario, experto en cultura andina, asegura que se trata de una forma contemporánea de “extirpación de idolatrías”, que intenta ocultar una wak’a de los ojos del líder de la Iglesia Católica. Finalmente, la Policía está ejecutando operativos de seguridad de distinta naturaleza en el marco de un “Plan Preoperacional por la llegada del Papa”.

Así, queda la impresión de que la visita de Francisco trae consigo una ola de voluntad de hacer (y mostrar) lo mejor, lo que a su vez hace temer que luego de su partida los esfuerzos desaparezcan. Lo deseable sería, pues, que el entusiasmo que se observa ahora durase todo el año y estuviese al servicio de la población toda y no solo del ilustre visitante.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia