Editorial

La llegada de Trump

El legado de 'Trump' podría afectar, para mal, a las futuras generaciones y a todo el planeta.

La Razón (Edición Impresa)

23:33 / 19 de enero de 2017

Contra todo pronóstico, Donald Trump asume hoy como el 45ᵒ presidente de EEUU. Algunos analistas apuestan a que no se van a ver registrar mayores cambios respecto a la política interna y externa del gobierno saliente, pero la mayoría no se muestra tan optimista, e incluso algunos advierten que su “legado” podría afectar, para mal, a las futuras generaciones y a todo el planeta.

Por el momento dos son las mayores amenazas detrás de un gobierno liderado por el magnate neoyorquino. En primer lugar, la percepción que Trump tiene de la economía y la política a seguir para recuperar los puestos “perdidos” en EEUU podría desencadenar una guerra comercial en el mundo, cuyas consecuencias y alcance resultan difíciles de proyectar.

En efecto, Trump cree que los tratados de libre comercio son una amenaza para la economía estadounidense y en particular contra sus trabajadores, cuando ocurre todo lo contrario, pues EEUU se ha beneficiado más que ningún otro país en términos financieros y políticos con la liberación y la expansión de los mercados. A pesar de ello, el novel mandatario se ha propuesto impulsar una política proteccionista, con amenazas y aranceles de por medio, que podría desencadenar respuestas similares en el resto de las naciones, junto a la destrucción de las cadenas productivas que hoy por hoy imperan en el mundo globalizado, en las que participan varios países para la manufactura de miles de productos, entre ellos vehículos y aparatos electrónicos.

No resulta difícil prever las consecuencias que una guerra de tales características implicaría: el bloqueo de mercados, el aumento de los costos y la pérdida de rentas para Estados Unidos y el resto del mundo, entre otros impactos.

Pero es aún mayor la amenaza medioambiental que se cierne con la llegada republicana a la Casa Blanca, por cuanto podría significar un retroceso en extremo peligroso respecto a los avances alcanzados en la política climática mundial. Política que después de muchos desastres, reuniones, investigaciones y esfuerzos ha decidido promover con fuerza el desarrollo de las energías limpias en todo el orbe, a fin de controlar la emisión de gases de efecto invernadero antes de que el cambio climático se convierta en una catástrofe  irreversible.

Sin embargo, Trump y sus correligionarios abrazan la consigna de que el calentamiento global no es más que un mito pergeñado por una conspiración internacional para afectar la competitividad estadounidense. Y ahora que es muy probable que esta doctrina (formulada en realidad por grupos de poder para conservar su “derecho” a contaminar) se llegue a convertir en la política oficial de Estados Unidos, el mayor emisor de gases de efecto invernadero del planeta (después de China),  podría desvanecerse la última oportunidad de llevar a cabo un esfuerzo de cooperación internacional conjunto para frenar efectivamente el cambio climático. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia