Editorial

Una luz de esperanza en Irak

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:04 / 23 de agosto de 2014

La existencia de Irak como República está en crisis. El origen de este punto de inflexión se remonta a la invasión estadounidense de 2003 y su posterior decisión de destruir la estructura de poder de los suníes que había permanecido por siglos en la zona. La llegada al poder del primer ministro chií Nuri al Maliki, el delfín de George W. Bush, precipitó la caída del Estado, pues Al Maliki y su gente no solo excluyeron a los suníes del poder, sino que utilizaron el poder estatal para reprimir brutalmente a sus oponentes.

Esta política facilitó el avance de los yihadistas del Estado islámico, que hoy controlan una tercera parte del país. En sus dominios, los yihadistas han perpetrado desde crucifixiones públicas, pasando por mutilaciones y ejecuciones sumarias en masa, hasta violaciones y asesinatos de niños y mujeres. Muchos son testigos de este horror desde la seguridad de sus hogares. Otros, los menos, como el boliviano Sergio Alves Soria, se han trasladado hasta Irak para colaborar a los desplazados de los terroristas, distribuyendo comida, medicinas y esperanza.

Mientras haya gente desprendida y valiente como Alves, dispuestos a sacrificarse en favor del resto, habrá una esperanza para las víctimas de los extremistas, que en nombre de la religión, el Estado o el dinero cometen atrocidades indescriptibles.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia