Editorial

El 23 de marzo

El llamado a la unidad del país puede ser el eje del mensaje de Evo Morales

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:25 / 21 de marzo de 2016

El mensaje que el presidente Evo Morales emitirá el miércoles 23 de marzo genera expectación en Bolivia y Chile. ¿Cuál será el eje de esta alocución? Se espera un balance sobre la batalla inicial ganada por el país ante la Corte Internacional de Justicia  (CIJ) en el juicio instalado allí contra Chile. También sería deseable un llamado a la unidad con señales claras.

La CIJ, que en septiembre se declaró competente para tratar la demanda marítima boliviana, ahora espera la respuesta de Santiago sobre lo que el país ha demandado: un fallo a favor de un diálogo “de buena fe” sobre los compromisos asumidos por Chile con respecto a una salida soberana al mar. Esta respuesta debe ser entregada hasta julio, pero el contenido del documento se mantendrá bajo reserva, al igual que los detalles de la demanda planteada por el país en 2013, hasta que la Corte llame a las partes a presentar sus alegatos orales. El equipo jurídico de Bolivia se reunió recientemente en Europa para esbozar la eventual respuesta al alegato escrito chileno y las estrategias subsecuentes.

La serenidad debería ser la actitud de los gobernantes mientras se tramitan, en reserva, los alegatos escritos, pues los mensajes políticos, si llegan a ser agresivos en contra del adversario del litigio, podrían afectar a las partes que, de todas formas, están llamadas a restablecer los canales de diálogo, máxime si se trata de vecinos.

En reiteradas ocasiones, Evo Morales ha exteriorizado su disposición a dialogar con Chile. Incluso exhortó al país vecino a retomar un escenario de conversaciones al margen de la demanda planteada ante la CIJ. La respuesta chilena ante estas propuestas fue que el asunto ya está en el Tribunal Internacional de La Haya, pese a que Santiago se negó, en un primer momento, a reconocer la tuición del organismo jurisdiccional, el más importante del sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El Presidente puede rescatar alguno de estos elementos para interpelar nuevamente al Estado chileno. La postura de Morales del 23 de marzo debería reivindicar los principios universales de la justicia, pero evitando agresiones y alusiones que no son útiles. El llamado a la unidad nacional del 23 de marzo debería ser una señal clara de certidumbre sobre la política de Estado que cobija a la demanda marítima. Se espera que esta alocución disipe cualquier duda sobre el aporte del expresidente Carlos Mesa y del resto de sus colegas que han llegado a escenarios diversos del debate político internacional para presentar el verdadero objeto de la demanda, en la que no está vigente una revisión del Tratado de 1904.

Para la nueva fase del juicio se requiere, entre otras cosas, de una mayor fortaleza institucional que refleje la unidad del país frente a esta causa. La señal de unidad debería enfocarse, asimismo, hacia un diálogo que debe llegar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia