Editorial

Un mundo de obesos

La obesidad y el sobrepeso son un problema de salud pública en todos los países

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

00:00 / 01 de junio de 2014

Si hasta hace pocos años la obesidad era un mal asociado a la riqueza, es decir minoritario, hoy la situación ha cambiado, al extremo de que en todo el mundo más de tres de cada diez personas lo padecen, y de ese total, más de la mitad están en países en desarrollo. Los Estados deben asumir el problema como un asunto de salud pública, pues sus consecuencias son costosas.

En efecto, según afirmó el Director del Instituto de Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, que ha realizado el análisis de los datos disponibles en 188 países para la investigación publicada el jueves en la revista médica británica The Lancet, “la obesidad es un problema que afecta a todo el mundo, independientemente de la edad o los ingresos o del país”. Entre 1980 y 2013, el porcentaje de personas con un índice de masa corporal (IMC) superior al 25, el umbral del sobrepeso, ha pasado en el ámbito mundial del 28,8% al 36,9% en el caso de los hombres y del 29,8% al 38% en el  de las mujeres.

Según la publicación, el fenómeno no afecta a todas las naciones de la misma forma: Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia aparecen en lo alto de la lista de los países desarrollados, donde la obesidad o el sobrepeso afecta a más del 60% de las personas mayores de 20 años, pero los países en desarrollo en América Latina, Oceanía y Oriente Medio ya han superado a los occidentales. Países como México, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Chile o Paraguay, y sobre todo en los microestados del Pacífico (islas Tonga, Kiribati o Samoa) la tasa supera el 80% tanto entre hombres como en mujeres mayores de 20 años.

Asimismo, el estudio alerta que no solo hay más personas con sobrepeso, sino que cada vez empiezan a tenerlo antes: entre 1980 y 2013, el número de niños o adolescentes obesos o con sobrepeso en el mundo aumentó en 50%; actualmente afecta al 22% de las niñas y al 24% de los niños en los países desarrollados, y en torno al 13% de los niños de ambos sexos en los países en desarrollo.

La obesidad y el sobrepeso son un problema de salud pública no solo porque disminuyen drásticamente la calidad de vida de las personas que lo padecen, sino sobre todo porque pueden tener graves consecuencias para la salud, especialmente en forma de enfermedades cardiovasculares, diabetes y numerosos tipos cáncer.

Está en manos de las autoridades de salud de cada país, así como de las encargadas de regular la calidad de los alimentos que llegan a los mercados, allí donde hubiera este tipo de agencias, asegurarse de que la población reciba suficiente información sobre la comida que consume y sus efectos en el organismo. Cuanto más se tarden en iniciar campañas al respecto, más posibilidades hay de que el mal siga extendiéndose incluso a pesar de quienes lo padecen, que muy a menudo no saben los riesgos a los que se atienen.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia