Editorial

Un nuevo abuso

Urge un sistema de transporte masivo que sea una alternativa viable para la población

La Razón / La Paz

00:11 / 29 de mayo de 2013

Por donde se lo mire, el sistema de transporte de pasajeros conocido como “trufi” (una contracción de las palabras “taxi de ruta fija”), que en algún momento pudo parecer una alternativa viable a la falta de mejores medios de transporte, ha terminado por convertirse en el signo por excelencia del abuso y la desconsideración de los choferes contra los pasajeros.

La más reciente manifestación de lo señalado se ha dado el lunes, cuando,   de manera unilateral, los sindicatos que agremian a los conductores de trufi decidieron incrementar el pasaje en 50 centavos de boliviano, subida que equivale al 17% en el caso de los tramos largos y de 25% en los tramos cortos.

Una mirada somera al sistema del trufi revela que se trata de un modelo ostensiblemente poco eficiente, aunque probablemente sea rentable para los propietarios de los automóviles, pues de otro modo no se comprende por qué hay tantos coches dedicados a este negocio. No sólo se trata de un sistema basado en la multiplicación del parque automotor en la ciudad, con todos los problemas asociados, que van desde constantes embotellamientos en lugares clave en horas pico, hasta la contaminación ambiental derivada del ruido de motores y bocinas, así como de la combustión de los combustibles empleados para hacer funcionar su motor.

También tiene el problema de que, precisamente por la falta de espacio en cada uno de los motorizados, la inventiva del gremio ha posibilitado la habilitación de un espacio extra en el asiento delantero, lo que obliga al pasajero que allí viaja no sólo a sacrificar la comodidad, sino sobre todo la seguridad. Lo más dramático es que sucesivos intentos por poner un alto a este absurdo fracasaron, debido a que siempre coincidieron la capacidad de movilización y presión pública del gremio con la necesidad de la gente de tener transporte.

Respecto de la nueva manifestación de abuso, uno de los dirigentes del gremio la justificó señalando que el Gobierno Municipal se ha rehusado a considerar el reajuste de tarifas, pese a que ya aprobó nuevos precios para los pasajes de buses y minibuses. A su vez, el Alcalde afirmó que el siguiente paso era negociar las tarifas de radiotaxis y luego las de trufis. Por lo pronto, está anunciado que la Guardia Municipal de Transporte impondrá multas y decomisará placas de circulación a quienes cobren la tarifa arbitrariamente decidida.

Sin embargo, el problema del trufi no será resuelto ni congelando las tarifas ni mucho menos concertando un incremento de éstas, sino implementando un sistema de transporte masivo que sea una alternativa viable para satisfacer la demanda de la población, pues de lo contrario, los abusos contra las y los pasajeros seguirán reproduciéndose de una u otra manera. El proceso no será fácil ni estará exento de conflicto, pero es cada día más urgente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia