Editorial

Un nuevo abuso

La congestión vehicular se debe sobre todo a la falta de educación vial de los conductores

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 17 de septiembre de 2014

Una vez más, el gremio de los conductores del transporte urbano de pasajeros ha dado un sinsabor a su público usuario en la sede de gobierno. En esta ocasión el abuso se ha concentrado en la zona Sur de la ciudad, donde desde la madrugada y hasta pasado el mediodía no solo no trabajaron, sino que impidieron al resto de la población movilizarse en automóviles.

El “paro movilizado” de ayer, que tuvo algunos brotes de violencia (dirigida sobre todo contra aquellos taxistas que intentaron burlar el bloqueo y que se tradujo en destrozos de sus coches y ocasionales palizas), logró reducir la movilidad de las personas y afectar en alguna medida las actividades en esa importante parte de la ciudad.

Lo novedoso en este caso fue la razón por la que los conductores de trufis y minibuses organizaron su paro y castigaron, como es habitual en ellos, al resto de la población: los semáforos instalados en las principales avenidas y calles de Calacoto, cuyo objetivo es reordenar el tráfico vehicular en esa zona y que para los transportistas representan causa de “trancaderas”.

En efecto, según el máximo ejecutivo de los choferes de La Paz, los más de 60 semáforos inteligentes que fueron instalados por el gobierno municipal le restan vialidad a esa parte de la ciudad. Otro dirigente del sector demandó que la Alcaldía contrate “gente profesional” para llevar a cabo un ordenamiento efectivo y que beneficie a todos, sugiriendo que el plan iniciado a principios de agosto está mal concebido. Finalmente, el Secretario Ejecutivo de la Federación de Transporte Libre afirmó que, como las autoridades no escuchan al sector, “la única arma que tenemos es el bloqueo”.

Irónicamente, la verdadera causa de la congestión vehicular de Calacoto es la completa falta de educación vial de prácticamente todos los choferes, pero también de los pasajeros. Hay que reconocer que la mitad de la culpa en ese desorden vehicular la tienen aquellas y aquellos usuarios que creen que el trufi, el minibús o el bus deben parar donde ellos así lo estimen conveniente, y no en las paradas designadas por la autoridad local para el efecto.

A su vez, el Alcalde ha aportado una hipótesis para explicar el atrabiliario paro de ayer: la dirigencia del gremio en la zona Sur responde a los dictados de un actual candidato a asambleísta por el partido en función de gobierno, que hasta hace pocos años era el mandamás de los transportistas. Hasta que la hipótesis sea descartada, es bastante plausible.

Lo que queda, sin embargo, es la evidencia de que los transportistas no se hacen bien a ellos ni mucho menos a su público usuario, y que por el contrario agrandan la brecha que los separa de las personas que diariamente deben padecer su mal servicio y el desorden que causan en las calles de la ciudad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia