Editorial

La buena hora del orégano

La Razón (Edición Impresa)

23:52 / 28 de enero de 2019

Los números del orégano tienen un buen ritmo de crecimiento en el país. Y para muestra bastan los siguientes botones: la producción de la especia se incrementó 25 veces en la última década, de 30 a 750 toneladas; si al comienzo de esta apuesta sus semillas germinaban en cinco municipios de Chuquisaca, ahora lo hacen en 29 municipios de cuatro regiones, incluyendo Cochabamba, Potosí y Tarija; más aún, hace 10 años habían 10 familias emprendedoras, y actualmente llegan a 1.800.

En estos guarismos mucho tiene que ver el apoyo de la Unidad de Negocios de Especias y Condimentos (UNEC), que, desde 2008, ha enfocado el proyecto también a la exportación. Y con importantes resultados, de acuerdo con lo descrito en un reportaje publicado el domingo en La Razón, ya que solamente el 4% del producto es destinado al mercado interno, es decir, el 96% restante llega a Brasil, Uruguay, España y Australia, cumpliendo los estándares de calidad requeridos para ello.

El complejo agroindustrial de este negocio se halla en Tolima, el municipio chuquisaqueño reconocido como el corazón de la producción de este alimento en Bolivia, donde también se erige una planta procesadora. Sin duda, es un emprendimiento que merece más respaldo, sobre todo en cuanto a la provisión de agua de riego para los cultivos, ya que en el horizonte se ven buenas expectativas para seguir creciendo: hay otras 360 comunidades con potencialidad productiva.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia