Editorial

Hacia el referéndum

Los límites a la libertad de expre-sión en contexto preelectoral han sido levantados

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

00:22 / 09 de noviembre de 2015

Con la promulgación, el jueves, de la ley de convocatoria al referéndum para modificar la Constitución Política del Estado, el Tribunal Supremo Electoral aprobó al día siguiente el calendario de trabajos para la realización del verificativo, abriendo de manera inmediata el periodo de campaña electoral en busca de votos. Se vienen tiempos de polarización en la opinión.

En efecto, como ya ha sido posible ver en las últimas semanas, las fuerzas que pugnan por el Sí y el No en el referéndum que aprobaría la modificación al artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), referida a permitir una segunda repostulación del Presidente, han comenzado a articular adhesiones y, sobre todo, iniciaron sus respectivas campañas antes incluso de que el Órgano Electoral autorice el proselitismo.

El cronograma que regirá el referéndum establece, entre las 71 actividades definidas, la apertura de una segunda fase de empadronamiento “masivo” para el miércoles 11 de noviembre en el ámbito nacional; para los ciudadanos que viven en el extranjero, el registro se abrirá el 14 de noviembre y ambos procesos concluirán el 30 del mismo mes. Paralelamente, el Padrón Electoral será nuevamente depurado, asegurando la eliminación de registros de personas fallecidas, tema de gran controversia en anteriores elecciones.

A diferencia de otros procesos en los que los frentes estaban forzados a registrarse para hacer campaña y propaganda, para el referéndum del 21 febrero se exigirá este requisito solo a las agrupaciones que pretendan difundir propaganda en medios estatales y quieran habilitar delegados para el día del sufragio. Es este, probablemente, el asunto más importante del proceso que ya ha comenzado, pues los límites a la libertad de expresión en contexto preelectoral han sido levantados.

Aunque las estrategias de campaña todavía no son claras del todo, es evidente que la corriente que apoya la posibilidad de la segunda repostulación consecutiva del Presidente bajo el mandato de la CPE promulgada en 2009 basará su campaña en el poderío de los canales formales e informales de comunicación gubernamental. Tres exministros están a cargo de la campaña, y ya se ha visto el uso de recursos públicos en la tarea de explicar razones que indican los beneficios de la continuidad de un mismo mandatario en el poder.

Por su parte, la oposición finalmente ha encontrado el elemento articulador y la necesidad de orientar todos sus recursos en torno a un objetivo electoral único. Las principales fuerzas de oposición ya anunciaron que prescindirán de su identidad partidaria y actuarán junto con “la ciudadanía” en la búsqueda de votos por el No.

En cualquier caso, el resultado inmediato de las campañas será forzar a la ciudadanía a decantarse por una u otra opción, y ya se sabe de los peligros que entrañan los procesos de polarización.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia