Editorial

El reto del censo

El gran reto es hacer del censo  un instrumento de desarrollo y no de confrontación

La Razón / La Paz

00:03 / 11 de enero de 2012

A estas alturas no debe quedar duda alguna sobre la importancia crucial que tiene el Censo de Población y Vivienda para la formulación de políticas públicas y la efectiva gestión de gobierno, en los ámbitos central, departamental, municipal e indígena. Pero sí hay dudas respecto de la calidad de la consulta, pues la boleta aún no ha sido suficientemente discutida.

En efecto, por lo menos desde 2010, al cumplirse una década desde la realización del Censo 2001, el tema comenzó a ser parte de la agenda pública, y si bien hasta ahora no ha ocupado un lugar central en las preocupaciones ciudadanas, es evidente que hay gran expectativa en su ejecución, especialmente entre autoridades locales y departamentales, así como entre políticos que se saben llamados a intervenir en el debate sobre el modo en que el Instituto Nacional de Estadística  (INE) efectuará la consulta nacional y, sobre todo, lo que indagará respecto de la vida de la población.

En las últimas semanas, el debate público se ha centrado particularmente en la necesidad o no de incluir una pregunta sobre la identificación ética-cultural de las personas o, en su defecto, sobre si se consideran mestizos. Por su amplitud y sus implicaciones, el tema merece una reflexión aparte.

Otros temas referidos a las preguntas del censo, y que debieran preocupar más, han sido señalados en la última edición de nuestro suplemento dominical Animal Político. Una de ellas tiene que ver con los aspectos metodológicos, y ciertamente cabe esperar que los políticos tengan la claridad suficiente como para dejar a los especialistas en la materia diseñar la investigación y la millonaria logística que implica (el Ministro de la Presidencia anunció que el censo se desarrollará el segundo semestre de 2012 y que costará Bs 60 millones); pero ciertamente las preguntas y su orientación, por el efecto que tendrán para la próxima década, sí tienen un componente político insoslayable, y aquí cabe esperar la mayor seriedad de quienes sean parte del debate al respecto.

Asimismo, y como bien lo han indicado varios legisladores del oficialismo y la oposición, es necesario un amplio debate nacional que permita definir las perspectivas y alcances del censo en un contexto lo más plural posible. Lamentablemente, esta tarea lleva mucho retraso.

Otra preocupación tiene que ver con los efectos inmediatos que tendrán los resultados que arroje el censo en materia de distribución de la población en el país, ya que de ella dependerán, en primer lugar, la distribución de escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional y, en segundo, la distribución de recursos de coparticipación tributaria. En ambos casos, están en juego el poder político y económico de las regiones, lo cual, previsiblemente, será el eje de la polémica en los próximos meses. El gran reto, pues, es hacer que el censo sea un instrumento de desarrollo y no de confrontación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia