Editorial

La salud en juego

El derecho a la salud dista todavía de ser una realidad para toda la población

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:02 / 09 de abril de 2014

La celebración, días atrás, del Día Mundial de la Salud ha servido no solo para concienciar a las personas acerca de las enfermedades que son transmitidas por vectores como los insectos, sino también para hacer una evaluación del acceso de las personas a los bienes y servicios relacionados con la medicina. En Bolivia los resultados no son alentadores.

En efecto, a propósito de las actividades impulsadas en todo el orbe por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el país se hicieron públicos los resultados del Censo de Población y Vivienda de 2012 sobre esta materia. La salud, según esos datos, no aparece entre las principales preocupaciones, y el acceso a los servicios médicos definitivamente está lejos de ser un derecho universal para las y los habitantes de Bolivia.

La información del Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que de un total de 10.027.254 habitantes en todo el país, 4.693.738 acuden por cuenta propia a la farmacia o se automedican cuando tienen problemas de salud; es decir, el 47% de la población evita visitar al médico o, peor, no puede hacerlo. Similar cantidad, muestran los datos, echa mano de remedios caseros cuando padece alguna dolencia. Con todo, el INE advierte que las opciones no son mutuamente excluyentes, y que hay muchos casos en los que “una misma persona puede haber atendido su salud en varios lugares”.

Respecto de la distribución geográfica de la práctica de la automedicación, el INE descubrió que del total de casos contabilizados, el 74% corresponde al área urbana y el restante 26% al ámbito rural; sobre el uso de medicinas caseras, se sabe que el 62,5% de los casos pertenece al área urbana y 37,5% a la rural. Estos datos permiten concluir que no se trata únicamente de la falta de acceso a centros de salud, pues éstos se encuentran disponibles en las áreas urbanas. Al respecto, la información del INE revela también que en el país casi tres de cada diez personas prefieren el servicio de salud privado y que menos del 10% de la población boliviana accede a un seguro de salud pago.

El principal problema asociado con la automedicación radica en que sin las indicaciones por parte de personal especializado, lo cual también aplica a las formas de medicina tradicional, es muy fácil que las medicinas y remedios no solo sean poco efectivos, sino que pueden convertirse en fuente de nuevos males.

Así, hay evidencia de que el derecho a la salud, tal y como ha sido prescrito en la Constitución, dista todavía de ser una realidad para toda la población boliviana, no solo por falta de acceso, que cada vez es mayor, sino también por factores culturales que alejan a las personas de los profesionales en salud.

Urge, pues, transformar esta situación, comenzando por darle mayor impulso al ejercicio del derecho a una atención con calidad y calidez. Prescindir de la atención profesional es jugar con la salud.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia