Editorial

Reactivar la Unasur

La Razón (Edición Impresa)

23:46 / 15 de febrero de 2019

En su reciente visita al país, el expresidente de Colombia y ex secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) Ernesto Samper planteó el enorme desafío de reactivar este mecanismo de integración regional, actualmente paralizado por divergencias políticas. Hay demasiado esfuerzo compartido como para dilapidarlo con la suspensión de la Unasur o, peor, su clausura.

Hace más de una década (mayo de 2008), luego de años de diálogo y concertación, 12 países aprobaron el Tratado Constitutivo de la Unasur. Se avanzaba así en el ansiado camino de “un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos”. Nada menos. Fue una fuerte apuesta por la historia compartida y la identidad sudamericana.

En este meritorio reto de integración, la Unasur conformó 12 consejos y otras instancias para el trabajo en diferentes áreas. Y funcionó con ímpetu y convicción hasta 2017. Luego primaron los intereses políticos de algunos gobiernos que dejaron en suspenso el organismo. A Bolivia, que en abril pasado asumió la presidencia pro tempore, le tocó gestionar la crisis.

¿Es viable reactivar Unasur como pide Samper? Las señales, más bien —con su compatriota Duque al frente—, van en sentido contrario. El “giro a la derecha” y la fractura ideológica, con temas sensibles como Venezuela, muestran diferentes visiones de integración, por ahora irreconciliables. Igual el anhelo de unión y construcción de un futuro común en la región permanece intacto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia