Satélite Túpac Katari

Bolivia ya ocupa un lugar en el espacio

Satélite

Imágen del satélite Túpac Katari a segundos de su despegue en la estación espacial de Xichang.

La Razón Digital / Paulo Cuiza / Baldwin Montero / La Paz

12:42 / 20 de diciembre de 2013

Bolivia ya forma parte de las naciones que ocupan un lugar en el espacio. Con el lanzamiento del satélite Túpac Katari (TKSAT-1), a las 12: 42 de hoy, se convirtió en el octavo país de Sudamérica en tener ese privilegio, que traerá consigo una revolución en las telecomunicaciones locales.

"Por fin el pueblo boliviano será liberado de la incomunicación", anunció el presidente Evo Morales en Xichang, desde donde se lanzó el TKSAT-1, poco antes del evento histórico, que en Bolivia fue seguido en todo el país a través de los medios del Estado.

"Será nuestra luz" después de "tantos años de vivir en la oscuridad, el sufrimiento y la dominación de los imperios", afirmó el jefe de Estado en China, cuando en La Paz se reunía multitud en  la plaza Murillo a la espera del  histórico lanzamiento, que finalmente se produjo a la hora programada. Ocurrió algo parecido en todas las capitales del país.

El primer satélite boliviano de telecomunicaciones fue lanzado con éxito desde la base de Xichang, en China,  a las 12.42 de este viernes, hora boliviana, sábado en China. Un cohete se encargó de elevar hasta el espacio el aparato de 302 millones de dólares en 56 segundos. Al menos 10 días transcurrirán para que el satélite arribe a su “órbita estacional” en la línea del Ecuador.

“Con el lanzamiento, Bolivia ingresa a la era espacial”, declaró el ministro de Obras Pública, Vladimir Sánchez, días previos al lanzamiento. En la plaza Murillo de La Paz, la multitud estalló en júbilo al observar el histórico lanzamiento  en pantallas gigantes que fueron instaladas con ese objetivo y que durante la mañana mostraban el conteo para el lanzamiento.

Al menos diez días demorará el TKSAT-1 en alcanzar su “órbita estacional”, en la línea del Ecuador, según Sánchez. Estará ubicado perpendicularmente a Bolivia y podrá ser usado por los países de América Latina que así lo requieran. El Gobierno estimó que la prestación de servicios generará un ingreso de 40 millones de dólares.

Con más de 5,200 kilogramos de peso, el TKSAT-1 tendrá una vida útil de 15 años,  y el satélite generará una señal que permitirá a los bolivianos acceder con mayor rapidez a los servicios de telefonía fija, celular, televisión por cable e internet más rápido.

El TKSAT-1 está compuesto de paneles solares que generan electricidad a partir de la luz del sol. Mide 2,36 metros de largo; 2,10 metros de ancho; y 3,60 metros de alto.

Un sueño que nació hace cuatro años

El sueño de tener un satélite boliviano en el espacio se gestó en septiembre de 2009, según reveló Sánchez, cuando Morales planteó la necesidad de contar con un aparato en el espacio propio de Bolivia. “Luego el sueño se consolidó en Ginebra (Suiza) en 2010 cuando gestionamos el espacio donde podría estar ubicado el satélite”, explicó el ministro.

Para su manejo en el país, 78 becarios bolivianos fueron capacitados en China. Los profesionales fueron distribuidos entre las estaciones terrenas de Amachuma, en la ciudad de El Alto, y La Guardia, en Santa Cruz.

“'Un satélite, ¡cómo! decían algunos. A esos derrotados les digo que Bolivia está preparada para ser potencia”, manifestó el vicepresidente Álvaro García Linera durante la inauguración de la estación de La Guardia. La estación cuenta con dos antenas parabólicas, servidores del control del satélite y otras dependencias.

En el complejo de Amachuma hay seis antenas parabólicas; la principal, de 13 metros de diámetro,  recibe los signos vitales del satélite y envía los comandos de operación a control remoto. Las otras cuatro miden los parámetros del satélite y la más pequeña servirá para conectarse con la estación de La Guardia.

En 2014, para complementar los servicios del satélite, el Gobierno a través de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) ubicará en el país 1.000 antenas Bisat con capacidad de sonido, imagen y datos para recibir la señal del TKSAT-1.

Con el funcionamiento del satélite Túpac Katari, Entel incursionará en el mercado de las telecomunicaciones con cuatro servicios (cuádruple play), tales como video, telefonía móvil, telefonía fija e internet, explicó en noviembre su gerente Óscar Coca.

La puesta en órbita del satélite de comunicaciones Túpac Katari permitirá ahorrar al Estado hasta 25 millones de dólares por año, informó Iván Zambrana, director de la Agencia Boliviana Especial (ABE).

“Estamos gastando $us 15 millones al año en alquiler de satélites. Ahora ese dinero se quedará en el país para desarrollar ciencia y tecnología; estamos hablando de $us 20 millones a 25 millones al año de ahorro por el consumo del satélite”, declaró el ejecutivo al programa El pueblo es noticia, de la cadena estatal.

El artefacto espacial estará a 36.000 kilómetros de altura, en la línea del Ecuador; una vez en el espacio ingresará a un último periodo de prueba por tres meses y comenzará a emitir frecuencias en la primera quincena de marzo o abril de 2013.

En enero, Zambrana anunció la construcción de un segundo satélite, cuya característica será de observación. “Sirve para medir la composición del suelo y del subsuelo, lo que permitirá hacer un inventario de los recursos naturales y vigilar el crecimiento de las ciudades, la salud, de los cultivos. Tendrá muchas aplicaciones”, dijo en una entrevista con La Razón.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia