Seguridad nacional

Incautación de cocaína creció en 234% sin participación de la DEA

La cantidad de fábricas de droga destruidas se triplicó durante el gobierno de Morales, de 10.621 factorías destruidas con la DEA (1999-2005) se pasó a desmantelar 33.605 entre el 22 de enero de 2006 y el 16 de diciembre de 2012.

Interdicción. Esta foto de 2000 muestra a efectivos de Umopar preparando 1.200 kilos de droga para incinerarlos cerca del cuartel de Chimoré. Foto: La Razón-archivo

Interdicción. Esta foto de 2000 muestra a efectivos de Umopar preparando 1.200 kilos de droga para incinerarlos cerca del cuartel de Chimoré. Foto: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Ernesto Calizaya

00:00 / 20 de enero de 2013

Reportes del Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas dan cuenta de que  las labores de interdicción de los últimos años muestran mayor efectividad que con la presencia de la DEA. El secuestro de cocaína, por ejemplo, creció en 234%.

La información fue proporcionada por el Ministerio de Gobierno, del cual depende la cartera encargada de encarar la erradicación de cultivos de coca ilegal y la lucha antidrogas, a través de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN).

Los reportes se basan en estadísticas de 14 años, divididos en dos periodos: 1999-2005, cuando la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA, Drug Enforcement Administration) tenía una presencia muy fuerte en el país; y 2006-2012, periodo en el que el gobierno del presidente Evo Morales optó por la nacionalización de la lucha antidroga y expulsó al personal de  esa institución de Estados Unidos.

Entre 1999 y 2005 se incautaron de 46,23 toneladas (t) de pasta base y 9, 86 t de clorhidrato de cocaína —un total de 56,097 de cocaína—, mientras que en la gestión de Morales, iniciada en 2006, secuestraron 157,49 t de pasta base y 29,57 t de clorhidrato de cocaína —187,06 t en total—.La diferencia entre los dos periodos (131 t) se traduce en un crecimiento del 234%.

La DEA dejó el país en febrero de 2009, desde entonces las cifras en cuanto a incautación de droga fueron subiendo. No obstante, en diciembre de 2012, el Departamento de Estado de EEUU envió a su Congreso el informe anual sobre la lucha contra el narcotráfico, en el que reprobó a Bolivia y Venezuela con el argumento de que “han fracasado manifiestamente en cumplir los compromisos internacionales de control de narcóticos”.

“La capacidad de Bolivia de identificar, investigar y desmantelar las organizaciones narcotraficantes sigue considerablemente disminuida desde la expulsión del personal de la DEA”, señala,

Reporte. Los datos del Viceministerio de Defensa Social muestran lo contrario, más si se toma las cifras sobre secuestro de marihuana, que anotan 94 t decomisadas y destruidas entre 1999 y 2005, y 5.461 t entre 2006 a 2012.

Se advierte que en el periodo 2006-2012 se registraron 82.016 operativos antidroga, 49.316 más que en el lapso de 1999-2005.

Estas acciones dejaron un total de 27.675 personas aprehendidas, 2.163 más que durante las operaciones de la DEA en el país.

Respecto al secuestro de sustancias químicas sólidas, se registró un crecimiento de casi el 70% respecto al tiempo en que operaba la DEA en Bolivia, pues subió de 3.110,36 t a 5.284,21 t. En el decomiso de sustancias químicas sólidas se registró un mayor crecimiento (447%), de 2.839,5 metros cúbicos (m³) a 12.688.9 m³.

La cantidad de fábricas de droga destruidas se triplicó durante el gobierno de Morales, de 10.621 factorías destruidas con la DEA (1999-2005) se pasó a desmantelar 33.605 entre el 22 de enero de 2006 y el 16 de diciembre de 2012.

La proporción fue casi similar en cuanto a las pozas destruidas: 15.112 entre 1999-2005 y 46.596  en el periodo 2006-20012.

Entre las cifras que alcanzó la administración de Morales también destaca el hecho de que fueron posibles sin provocar muertos ni heridos, como ocurría en la época en que la DEA trabajaba en Bolivia. En el periodo en que estaba presente la agencia se registraron 28 muertos y 468 heridos, mientras que desde 2006 hasta 2012 no hubo víctimas fatales en la lucha antidroga. El modelo de interdicción fue ponderado por la ONU.

La agencia fue expulsada en 2009

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) se despidió de Bolivia el 1 de febrero de 2009, luego de 35 años de coordinar las labores de lucha contra el narcotráfico en el país.

La salida de esta agencia estuvo supeditada a que los organismos de seguridad del Estado habrían detectado, en septiembre de 2008, que la DEA colaboraba con un movimiento conspirativo contra el gobierno del presidente Evo Morales.

Estos informes generaron la expulsión del entonces embajador de Estados Unidos Philip Goldberg (septiembre de 2008) y luego (el 1 de noviembre de 2008) y dieron un plazo de tres meses para que la DEA y sus 36 agentes especializados en lucha antidroga y análisis de información para la desactivación de narcoorganizaciones dejen Bolivia.

Patrick Stenkamp, director regional de la DEA en ese entonces, aclaró que la única línea de acción que mantuvo la agencia en el país fue la de lucha antidroga. Hasta entonces se había coordinado con el general René Sanabria, hoy preso en EEUU.

Cultivos de la coca tienden a una baja

La superficie total de cultivos de coca en Bolivia, de acuerdo con el Monitoreo 2011 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), fue cuantificada en 27.200 hectáreas (ha), registrándose un significativo decremento respecto a la gestión 2010, cuando fue de 31.000 ha.

Este resultado se tradujo en una reducción neta de la superficie de cultivos de coca del 12%, además, permitió al país volver al nivel de cultivos que mantenía en 2006, cuando éstos se cifraron en 27.500 ha. A partir de ese año, pese a las labores de racionalización de cultivos, se registró un aumento de los mismos: a 28.900 ha en 2007, 30.500 ha en 2008, 30.900 ha en 2009 y 31.000 ha en 2010.

Labor. La erradicación de cultivos de hoja de coca alcanzó a 11.043,67 ha en 2012, cifra que se constituye en un nuevo récord.

El dato que destacó en 2012 estuvo referido a la erradicación en áreas protegidas. En el municipio de Cotapata (Ayopaya, Cochabamba) se destruyó 72 ha, 18 ha en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure y 467 ha en el parque Carrasco, que suman 557 ha en áreas protegidas, según el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), coronel Williams Kalimán.

A nivel general, la Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (UNODC) informó que la tendencia es que baje la cantidad de cultivos en el trópico de Cochabamba, que en  2011 reportó un decremento del 15% respecto a la gestión anterior.

Una de las recientes intervenciones de la FELCN fue la destrucción de cinco factorías de droga en Sipe Sipe, Cochabamba.

Hay menos reducción de cocales

La Memoria 2012 del Ministerio de Gobierno evidencia que desde que Evo Morales asumió la presidencia del país, en enero de 2006, se registró una baja en cuanto a la cantidad de cultivos de coca erradicada.

De acuerdo con las estadísticas del Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas, se reporta que la reducción de cultivos de coca en el periodo 2006-2012 presenta un decremento de 23,19% respecto a 1999-2005 (de 68.892 hectáreas (ha) a 52.914 ha).

Esta diferencia se traduce en  15.978 ha menos que cuando operaba la DEA en Bolivia, agencia que en 1999 llegó a erradicar 15.353 ha, cuando el máximo alcanzado por el gobierno de Morales fue de 11.043,67 ha, en 2012.

En 2000 se erradicaron 7.653 ha de cultivos excedentarios, 9.435 en 2001, 11.853 ha en 2002, 10.087 ha en 2003, 8.438 ha en 2004 y 6.073 ha en 2005.

En 2006, cuando el dirigente cocalero Evo Morales asumió la presidencia del país, se reportó la menor reducción de cultivos, sólo 5.070 ha. Un año después,  en 2007, se registró la erradicación de 6.268 ha, pero nuevamente hubo una baja en 2008, cuando se anunció el retiro de la DEA del país; esa gestión sólo se alcanzó a erradicar 5.483 ha, de acuerdo con los reportes del Viceministerio de Defensa Social.

A partir de 2009, sin embargo,  se registra un crecimiento sostenido, de 6.341 ha en esa gestión a 8.200 ha en 2010 y a 10.509 en 2011, siendo el último récord alcanzado el de 11.043 ha en 2012.

The New York Times, uno de los diarios más influyentes de EEUU, destacó los resultados de la lucha contra el narcotráfico en Bolivia, sin la agencia antinarcóticos estadounidense.

En el artículo “Nuevo enfoque contra el crecimiento de la coca”, firmado por William Neuman, se afirma que, “para sorpresa de muchos, Bolivia ha conseguido un enfoque propio de lucha efectiva, sin muertos ni violencia, contra el cultivo de coca ilegal y excedentaria, sin la DEA y con mejores resultados que en Colombia y México”, de acuerdo con un despacho de ABI, del 28 de diciembre.

Según el Informe de Monitoreo de Cultivos de Hoja de Coca 2011 de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), los cocales se incrementaron en Colombia en 3,22% y en Perú en 2,12%. A 2011, el primero cuenta con 64.000 ha y el segundo con 62.500 ha, mientras que Bolivia se constituye en el tercer productor, con 27.200 ha hasta esa gestión. Bolivia cuenta con el 17,7% de la extensión de cocales de la región.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia