Seguridad nacional

Romero revela que presionó a los abogados de Ostreicher

Los cabecillas de la red identificados por Romero son: Fernando Rivera Tardío, Denis Rodas Limachi, Boris Villegas y José Antezana, ahora exfuncionarios de los ministerios de Gobierno y la Presidencia.

Autoridad. El ministro Carlos Romero en una conferencia.

Autoridad. El ministro Carlos Romero en una conferencia. Víctor Gutiérrez-Archivo.

La Razón / Juan José Cusicanqui / La Paz

01:47 / 31 de diciembre de 2012

La denuncia respecto a la existencia de una red de extorsión incrustada en el Ejecutivo fue posible gracias a una presión que ejerció el Ministerio de Gobierno sobre los abogados del estadounidense Jacob Ostreicher, reveló ayer el titular de la repartición gubernamental, Carlos Romero.

“Voy a hacer una confesión —de repente—, la detención del señor (Fernando) Rivera y (Denis) Rodas se hace a partir de las declaraciones de Jacob Ostreicher y de sus abogados, y esas declaraciones casi fueron prácticamente forzadas por nosotros el lunes 26 de noviembre, al finalizar el día, una vez que se había procedido a la detención de José Antezana, cuando se lo arresto por la venta ilegal del arroz incautado (a Ostreicher) y no por la red de extorsión”, declaró Romero a radio Panamericana.

El 27 de noviembre, Romero afirmó que desarticuló una red de extorsión que tenía como cabecillas a abogados de su despacho y de la cartera de la Presidencia, luego de hacer un seguimiento al caso judicial de Ostreicher, entonces detenido preventivamente en el penal de Palmasola por el delito de legitimación de ganancias ilícitas. El extranjero dijo que le pidieron $us 50 mil para sacarlo de la cárcel.

Los cabecillas de la red identificados por Romero son: Fernando Rivera Tardío, Denis Rodas Limachi, Boris Villegas y José Antezana, ahora exfuncionarios de los ministerios de Gobierno y la Presidencia. Los cuatro están detenidos en Palmasola, junto a otras ocho personas, por este caso.

El Ministro de Gobierno ratificó ayer que se trata de una red de extorsión, debido a que los exfuncionarios públicos tenían contactos, para fines ilícitos, con fiscales —ya que tres están encarcelados— y jueces, debido a que el presidente del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, Ariel Rocha, se encuentra prófugo.

Romero lamentó que este caso adquiera un matiz político, debido a que —dijo— incluso hay voces que buscan implicarlo a él con el grupo, pese a que investigó y denunció el hecho. Agregó que decidió no pronunciarse públicamente más sobre este hecho para no aparentar una presión sobre la comisión de fiscales que indaga el caso. La Fiscalía tiene previsto para hoy analizar las declaraciones recibidas y volver a convocar a autoridades.

No hay una denuncia concreta

Caso

El Ministro de Gobierno afirmó que hasta ayer no había ninguna denuncia concreta referida a la red de extorsión desarticulada.

Soria dice que hubo presión en caso Schmidt

El exdirector de Régimen Penitenciario Wilson Soria denunció que cuando desempeñaba esa función pública fue presionado para trasladar al alemán Dirk Schmidt, acusado de alzamiento armado, del penal de Palmasola a Chonchocoro, y para inventar pruebas en contra del extranjero. Soria identificó al exministro de Gobierno Sacha Llorenti y a su exasesor jurídico Fernando Rivera como los autores de esa presión.

“El mismo ministro de Gobierno (Llorenti), después de tanto tira y afloja, me llamó a su oficina y me dijo: ‘Wilson qué estás esperando’, (y respondí) no encuentro motivo, y él me dijo simplemente ‘es por emergencia nacional’. Y uno de sus asesores, uno que hoy ya está en Palmasola (Rivera), me dice: ‘Wilson, invéntate las pruebas como ya hemos hecho en otros casos’”, afirmó Soria en una conferencia de prensa ofrecida junto a Schmidt, quien la pasada semana obtuvo detención domiciliaria.

Wilson Soria también denunció que Llorenti le llamó la atención por una reunión que sostuvo con el cardenal Julio Terrazas, a quien le pidió ayuda para los reos que cumplan su condena. A la media hora de publicarse esta noticia, Soria dijo que Llorenti le llamó para decirle “cómo te vas a reunir con nuestro peor enemigo”.

Chávez está dispuesto a un careo con Suxo

El exministro de Gobierno Wilfredo Chávez afirmó ayer que está dispuesto a asistir a cualquier citación del Ministerio Público —entre ellas un careo con la ministra de Transparencia, Nardi Suxo—, con el fin de aportar al esclarecimiento del caso de la red de extorsión.

“Vamos a someternos a lo que diga el Ministerio Público, instancia que dispondrá lo que tenga que disponer, quien habla es una persona que quiere aportar a la investigación (…). Si se determina una prueba de este tipo (careo), habrá que cumplir”, dijo a Erbol.

Chávez declaró el 20 de diciembre, en calidad de testigo, ante la comisión de fiscales que indaga el caso en Santa Cruz de la Sierra. Allí afirmó que Suxo intercedió ante él cuando era ministro de Gobierno por los abogados Fernando Rivera, Denis Rodas y Boris Villegas para que no los despida de su repartición; los tres son acusados de ser cabecillas de la red de extorsión.

Sin embargo, seis días después, Suxo, luego de declarar ante la misma comisión de fiscales, negó haber abogado por lo tres acusados y, respecto a la afirmación de Chávez, sostuvo que podía ser una confusión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia