Sociales

Fin de una etapa para los embajadores de Francia

Muchas veces cuando llega el momento de las despedidas es cuando uno toma conciencia que las amistades diplomáticas son transitorias y quienes uno pensaba esta- rían cerca por siempre, parten dejando una huella. Eso es lo que sin duda sucede en estos días con Antoine y Evelyne, quienes retornan a París luego de más de tres años de una intensa actividad diplomática en nuestro país. Quienes tuvieron la satisfacción de conocerlos sabrán de la sencillez y naturalidad con la que manejaron sus afectos. Fueron muchos amigos los que compartieron en la residencia de amenos encuentros que iban desde noches de jazz y baile, hasta condecoraciones a destacadas personalidades del mundo artístico y político otorgadas meritoriamente debido a los lazos que los unen a Francia. Una misión impecable e innumerables amistades entrañables es lo que dejan al partir. Au revoir queridos amigos.

La Razón / Carla Tejerina De Cabezas / La Paz

00:11 / 11 de diciembre de 2011

Los jardines de la residencia de la Embajada de Francia acogieron a un gran número de diplomáticos, representantes del ámbito gubernamental, artistas, amigos bolivianos y ciudadanos franceses, con motivo de la despedida de Antoine Grassin y su esposa Evelyne.Los anfitriones dieron un especial saludo de bienvenida a cada uno de los asistentes aprovechando la ocasión para intercambiar las últimas expresiones de amistad, basadas en las muchas experiencias compartidas a lo largo de los años. Posteriormente los invitados disfrutaron del encuentro y la buena conversación, acompañada de vinos bolivianos, champagne y finos bocaditos.Las palabras de ocasión, a diferencia de muchas otras dadas en la residencia, tuvieron un toque especial, ya que el embajador Grassin se expresó de manera descontraída, informal y con mucho sentimiento, reflejando en cada frase los importantes lazos que lo unen a Bolivia. Agradeció a todas las personas que trabajaron cerca suyo, ya sea en la embajada, las empresas que tienen vínculos con su país o los trabajadores de la casa, a quienes hizo una mención especial destacando la importancia de tener personas tan comprometidas que ayudan a proyectar una buena imagen de la embajada hacia la sociedad.

Evelyne también hizo uso de la palabra para dar en un emotivo discurso las gracias a todas las personas que fueron parte de su trayectoria como esposa del Embajador de Francia en Bolivia, hizo mención a las muchas mujeres que trabajaron junto a ella, a través de la Asociación de Damas Diplomáticas de la que fue presidenta, así como a otras que le brindaron una sincera amistad haciendo de esta misión diplomática una época que permanecerá entre sus recuerdos más preciados por siempre.

Luego de alzar las copas y realizar el brindis por un futuro encuentro, ya sea en un prometido retorno de los esposos Grassin a Bolivia o la visita de alguno de los amigos bolivianos a Francia, se procedió a degustar del almuerzo y a compartir en un agradable día de verano paceño.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia