Sociedad

Lluvias y derrumbes cierran vías en el trópico, los Yungas y valles

Pronóstico. Senamhi informa que las precipitaciones serán más fuertes que en enero

Perjuicio. Los vehículos pesados no logran pasar por el lugar debido a que el terreno no es estable.

Perjuicio. Los vehículos pesados no logran pasar por el lugar debido a que el terreno no es estable. Eloy Galindo.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez, Alejandra Melgarejo / La Paz, Cochabamba

02:54 / 11 de febrero de 2016

Las fuertes lluvias que cayeron el fin de semana en el trópico de Cochabamba, Yungas y al sur del país causaron derrumbes o arrastre de material sobre las carreteras. La ABC informó sobre el cierre temporal de la vía de El Sillar y pidió precaución en sectores de Yungas y Monteagudo.

En la carretera que une Cochabamba con Santa Cruz, una alcantarilla colapsó y causó la caída de una parte de la plataforma (casi 45 metros) a la altura del Kilómetro 138, en Villa Barrientos, e impedía el paso normal de vehículos, informó ayer Mauricio Montero, responsable de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

“La alcantarilla estaba colapsando y se agravó con la lluvia. El incidente ocurrió un mes atrás, cuando cedió la plataforma. (...) Los vehículos transitaban con relativa normalidad, pero cedió más y ya no es posible el paso de los vehículos”, declaró el funcionario en la ciudad de Cochabamba.

En La Paz, el técnico de Conservación Vial de la ABC Saúl Sánchez explicó que durante tres semanas se realizarán trabajos para reponer la alcantarilla, mientras tanto se habilitará un desvío para el tráfico vehicular. Respecto a la ruta a los Yungas, indicó que cayó material de arrastre a la vía, pero una empresa trabaja en el caso.

“Sobre la carretera Cochabamba-Santa Cruz, la empresa trabaja en el sector y se espera que se pueda habilitar un paso provisional para vehículos livianos; (...) en el tramo Unduavi-Chulumani, en el sector Churiaca, tenemos caída de material mazamorra, la vía estará expedita pronto”, dijo.

En cuanto al reporte de la vía Sucre-Monteagudo, a la altura de El Abra de Pisco (Chuquisaca), la gerente regional, María Flores, indicó que con frecuencia se da la caída de material en el sector, pero la empresa encargada del área limpia el sector rápido. “La plataforma es de terreno natural y siempre recomendamos a los transportistas conducir con precaución. Las vías en el departamento están expeditas pero se pide tener cuidado”.

Tráfico. El colapso de alcantarilla en El Sillar provocó que se corte el tráfico desde Padresama, trópico de Cochabamba, hasta el Locotal. Decenas de vehículos pesados quedaron varados, solo atravesaron los livianos.

A raíz de este inconveniente, en la Terminal de Buses de Cochabamba se anunció la suspensión de viajes a Santa Cruz por la carretera nueva, hasta nuevo aviso; en cambio, por la vía antigua el tráfico es normal, aunque con precaución, debido a las condiciones del terreno en esta época.

“La alcantarilla es muy profunda y tendríamos que cortar la vía unas tres semanas (para reponer la plataforma), pero se está haciendo un desvío que no tiene fecha de habilitación porque hay un problema con un ducto de Transredes y debemos colocar otra alcantarilla en ese lugar”, dijo Montero. El técnico sostuvo que en el trabajo de relleno se arman gaviones para ensanchar y estabilizar el lugar y dar transitabilidad en breve tiempo.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció que las precipitaciones continuarán y serán mucho más intensas y frecuentes en febrero. “Según el reporte, las lluvias mantendrán su intensidad hasta el fin de semana en las regiones de los valles y el altiplano”, declaró Ruth Guzmán, encargada de turno de la Unidad de Pronóstico.

La especialista en el clima explicó que en los valles de La Paz, Chuquisaca, Cochabamba, Potosí, norte de La Paz y el trópico cochabambino las lluvias serán más intensas, en relación a enero; en cambio, en el oriente, las precipitaciones serán aisladas y de corta duración. Las lluvias fueron aisladas ayer en la sede de gobierno.

Riada y daño en el agro

Valles

Las lluvias, granizadas y riadas registradas en los últimos días en las comunidades de los valles de La Paz, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca dañaron cultivos de papa, haba, cebolla, maíz, entre otros productos, según reportaron los afectados a radios locales y a las gobernaciones respectivas.

El caudal de ríos de Pando y Beni tiende a aumentar

Debido a las intensas lluvias que se registran en la parte alta de Cochabamba y La Paz, el  caudal de los ríos de la cuenca Mamoré, que abarca los departamentos de Cochabamba, Pando y Beni, tiende a aumentar, aunque a la fecha se mantiene entre ascendente y descendente.

La especialista en el pronóstico del comportamiento de los ríos del Senamhi Irma Walper informó que por probables ascensos del nivel de agua se encuentran en alerta naranja los ríos Ichilo, Chapare, Grande, Mamoré, Ibare, Yacuma y Madre de Dios, que se ubican en las áreas próximas a los municipios de Puerto Villarroel, Villa Tunari, Chimoré, Yapacaní, Trinidad, San Ignacio de Moxos, Puerto Siles, Santa Ana de Yacuma y El Sena.

“Si bien en algunos ríos el caudal de agua aumenta abruptamente, que es cuando se coloca el alerta naranja, de igual manera disminuyen y se convierte en alerta amarilla, esto en función a las precipitaciones que se registran en las partes altas. Sin embargo, por el momento, no hay peligro de desbordes en esos ríos”, dijo.

La experta del pronóstico hidrológico explicó que el aumento del caudal de agua de los afluentes se da más por la carga de agua que baja de la parte alta de La Paz y Cochabamba, además de una región del Perú que alimenta al Acre. “Según los pronósticos, se están registrando más lluvias en la sierra, y eso afecta a los ríos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia