Sociedad

La fiesta de la Alasita también se celebra en Colombia

Siguiendo con las tradiciones bolivianas, los visitantes a la feria acudieron al kullaka amauta para hacer ch’allar y sahumar sus miniaturas en presencia del Ekeko, quien en vez de fumar un cigarrillo de la marca Astoria —como es costumbre—, fumaba un cigarrillo de la marca Kool, según refleja una nota de prensa de la Embajada de Bolivia en ese país.

El embajador de Bolivia en Colombia Edmundo Polo (izq), entrega una chuspa llena de billetes a una pareja de diplomáticos

El embajador de Bolivia en Colombia Edmundo Polo (izq), entrega una chuspa llena de billetes a una pareja de diplomáticos Foto: Embajada de Bolivia

La Razón Digital / Kattya Valdés / La Paz

15:37 / 24 de enero de 2018

La fiesta de la miniatura también llegó a Colombia. La Embajada de Bolivia en ese país organizó la feria de la Alasita en Bogotá, donde los colombianos y también los bolivianos residentes en ese país pudieron adquirir billetitos, títulos de propiedad y casas, entre otras cosas.

“El cuerpo diplomático, consular y representantes de organismos internacionales acreditados en Colombia, así como representantes de universidades, políticos, líderes indígenas, funcionarios públicos y bolivianos, se contagiaron por los deseos motivados a través de la exposición artesanal en miniaturas, que luego fueron obsequiadas por la Embajada junto a un diminuto librito de cuatro centímetros, explicando las razones de la Feria de la Alasita y su Declaración Cultural”, señala una nota de prensa de dicha delegación.

Siguiendo con las tradiciones bolivianas, los visitantes a la feria acudieron al kullaka amauta para hacer ch’allar y sahumar sus miniaturas en presencia del Ekeko, quien en vez de fumar un cigarrillo de la marca Astoria —como es costumbre en el país— fumaba un cigarrillo de la marca Kool, según refleja la nota de prensa.

“Existe la necesidad de recuperar y preservar las costumbres y tradiciones que datan desde tiempos precolombinos hasta la fecha, como es la Illa del Ekakho, proveniente de la cultura Tihuanakota y modificada al Ekeko actual, que por toda la ritualidad que conlleva fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad”, sostuvo Edmundo Polo Ariñez, embajador de Bolivia en Colombia.

La autoridad compró una Embajada y una vivienda en miniatura, con la esperanza de que Bolivia tenga un edificio propio en dicho país.

“Hace dos años viajé a Bolivia y compré una casita que se hizo realidad”, recordó Polo.

El Ekeko es el dios de la abundancia y centro de esta festividad, aunque ahora también está la illa Tuno, una pieza precolombina que fue recuperada en 2014 de un museo en Suiza.

Además de Colombia, esta fiesta también se la vivió en Tokio, Japón y en la ciudad de México, y este sábado los residentes bolivianos en Londres organizarán otra feria. (24/01/2018)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia