Sociedad

Alertan sobre 4 tendencias que arriesgan la vida de los jóvenes

La falta de autoestima, la soledad y el conflicto familiar son algunas causas

Adicción. En el Hospital de Clínicas se reportó un fallecimiento  a causa de la vigorexia, ejercicio en exceso.

Adicción. En el Hospital de Clínicas se reportó un fallecimiento a causa de la vigorexia, ejercicio en exceso. Foto: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:00 / 17 de mayo de 2015

El cutting (cortarse la piel), vigorexia (obsesión por el físico), eyeballing (alcohol por los ojos) y tampovodka (tampón sumergido en alcohol para introducirlo por genitales) son nuevas tendencias entre adolescentes y jóvenes de La Paz. Expertos alertan sobre secuelas y riesgos mortales.

Lesiones severas en la piel, afección cardiaca, ceguera parcial o completa e infecciones en los genitales y el ano son algunas de las secuelas generales que dejan estas cuatro adicciones que ya son reportadas por especialistas que trabajan con población joven en la sede de gobierno.

“Las nuevas tendencias para embriagarse, tener buena figura, sentir dolor y otros se dispersan entre los más jóvenes a través de internet. No hay barreras para ellos y lo practican sin saber las consecuencias para su organismo. Antes que sea tarde es necesario asumir medidas que impidan que estas adicciones se masifiquen”, advirtió Carlos Dipp, jefe de la Unidad de Salud Mental del Hospital de Clínicas.

El especialista resaltó que dichas adicciones pueden dejar secuelas serias en la salud de las personas, incluso derivar en la muerte. Mencionó que la vigorexia, adicción a los ejercicios, es un trastorno que llega a alterar el ritmo cardiaco, incrementar la presión arterial, causar sueño y reducir el impulso sexual. Una joven murió en La Paz por esta causa.

Deceso. “La adolescente era paciente y hacía ejercicios todo el tiempo. Ella iba a la universidad y regresaba a su casa trotando. Después de ir a clases y terminar sus tareas se encerraba en el gimnasio, comía poco y bebía energizantes, todo por tener una buena figura. Esa rutina la mató”, recordó el especialista en psiquiatría.

El psicólogo Róger Cuevas explicó que el cutting no es un intento de suicidio sino un síntoma de depresión y soledad, pues la persona busca liberar su dolor emocional o ansiedad haciéndose cortes en brazos y piernas.

“Solo piden atención, se sienten solos y la forma de demostrarlo es con la autolesión. El cortarse la piel es una conducta ya arraigada en niños y adolescentes en situación de calle, pero en el último tiempo este comportamiento se observa en grupos de clase media a acomodada económicamente”, expresó Cuevas.

Las otras dos tendencias que surgen entre adolescentes y jóvenes están relacionadas con la intoxicación rápida con el alcohol. El eyeballing consiste en aplicar, de forma directa, vodka o whisky sobre la mucosa ocular.

“El ojo es una parte muy sensible del cuerpo humano. Al derramar alcohol sobre este órgano visual tan importante se puede provocar lesiones permanentes, graves e irreversibles. El peligro a la larga es que haya una gravísima lesión en la córnea, infección de ojos y hasta ceguera”, advirtió el director del Instituto Nacional de Oftalmología (INO), Joel Moya.

Extremo. El eyeballing y el tampovodka son tendencias para consumir bebidas sin que se sienta el aliento alcohólico. Se propaga sobre todo en Estados Unidos, España y México.

“El tampax on the rocks (tampones en las rocas) o tampovodka es una adicción muy peligrosa. Al impregnar la bebida alcohólica en un tampón y luego insertarlo en la vagina o el ano (varones) se produce una absorción rápida y se crea el ambiente para que las bacterias crezcan y generen inflamación y dolor”, advirtió el psiquiatra.

Añadió que también hay bastante probabilidad de desarrollar el Síndrome de Choque Tóxico, una infección que puede causar la muerte. “Es una tendencia de otros países, no supe de casos que se presentaron en Bolivia”.

Sin embargo, Karen Flores, directora de la Asociación Voces Vitales, que trabaja contra el bullying (acoso escolar) entre adolescentes y jóvenes, aseguró que ya se reportaron casos en el país. “Esta nueva adicción la comparten los jóvenes en las redes sociales. Algunos revelan que lo practican y los más cautos piden datos sobre riesgos”.

Estas actitudes extremas, por lo general, tienen como origen la violencia intrafamiliar, falta de afecto o ausencia de los padres, sostuvo Cuevas. Agregó que al cortarse la piel, adoptar medidas extremas para llegar a embriagarse o ser adictos a los ejercicios son comportamientos que demuestran baja autoestima y mucha soledad.Flores sostuvo que estas personas tienen una visión distorsionada de ellos mismos por falta de afecto, de conversación y muestras de cariño.

Un Centro de Apoyo y consejería

Hospital

En la Unidad  de Salud Mental del Hospital de Clínicas los especialistas dan orientación sobre los riesgos de las nuevas adicciones entre adolescentes y jóvenes, además de las tendencias clásicas. La atención es de lunes a viernes, de 09.00 a 12.00.

Hospital atiende 17 casos de adicción tecnológica

La cifra fue registrada durante 2014; hay consecuencias  físicas y trastornos irreversibles    

El Hospital de Clínicas de La Paz atendió durante 2014 al menos 17 casos de personas con adicción a la tecnología. Los pacientes oscilaban entre 12 y 17 años. Todos ellos recibieron distintos tratamientos, informó el jefe de la Unidad de Salud Mental, Carlos Dipp.

“El peligro de la adicción a la tecnología radica en la posibilidad de que las personas se provoquen daños oculares, musculares y auditivos irreversibles al no parar en el uso de estos equipos. El año pasado atendí 17 casos de personas que necesitaron apoyo médico para atender sus dolencias, y psiquiátrico para reinsertarse a la sociedad”, indicó.

El uso excesivo de la computadora, el celular y otros equipos tecnológicos deriva en el aumento de peso, relacionado directamente con el sedentarismo; también existen otras complicaciones como la falta de sueño, cansancio, malhumor y desgano. Además se incentiva el aislamiento social, informó el psiquiatra del Hospital de Clínicas.

“Por ejemplo, la persona que pasa muchas horas frente al ordenador sufre de posturas incorrectas, dolores musculares en la espalda, la cintura, el cuello, las manos y los dedos. En muchos casos presentan inflamaciones en las articulaciones”, advirtió el especialista.

Otro tipo de tendencias del siglo XXI

La adicción a energizantes es la tendencia en jóvenes, especialmente en los que hacen deportes. La ortorexia es la obsesión por consumir solo alimentos saludables.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia