Sociedad

Alvarado renuncia y dice que la Caja está colapsada

Juan Carlos Alvarado oficializó ayer su renuncia a la gerencia general de la Caja Nacional de Salud (CNS) porque no logró solucionar diversos problemas de la entidad, como el colapso de los hospitales, pero además porque no recibió el apoyo del directorio de esta institución.

Oficial. El ahora exgerente de la Caja Nacional de Salud expone las razones de su dimisión.

Oficial. El ahora exgerente de la Caja Nacional de Salud expone las razones de su dimisión.

La Razón / Óscar Ordóñez / La Paz

02:26 / 31 de marzo de 2012

“He renunciado al cargo porque el problema más sensible de los hospitales no se ha podido solucionar. Las largas colas, la postergación de operaciones, la demora en la atención de especialistas. Yo quería mejorar todo eso y no se ha podido por falta de apoyo”, dijo.

Alvarado calificó la situación actual de la Caja como de “alerta roja” porque —a su juicio— una de las mayores urgencias que esta entidad debe atender es solucionar el déficit de insumos en los hospitales de todo el país.

“Todos los servicios de salud de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz están colapsados. Ha crecido la demanda (de pacientes). Las autoridades anteriores no han previsto el crecimiento de la población; por eso hay largas colas, esperas, postergación en operaciones. Ésa, para mí, es una alerta roja. Estamos en alerta roja”, sostuvo. “Un ejemplo de la saturación actual es la que atraviesa el Hospital Obrero de la ciudad de La Paz”, declaró.

El exgerente quiso comprar la Clínica del Sur y el hospital Agramont para solucionar el déficit de 300 camas en La Paz, pero indicó que no contó con el apoyo del directorio.

Alvarado fue nombrado por el presidente Evo Morales, el 1 de noviembre de 2011, de dos ternas de profesionales. Una de la Central Obrera Boliviana y la otra del Ejecutivo. Aseguró que salió elegido de esta última. “Presenté mi currículum al Ministerio de Salud y, para mi logro, fui elegido por resolución, y no por ‘dedazo’, como me acusaron por ahí”, subrayó. Su nombramiento fue rechazado por los trabajadores, que acusaron al Gobierno de nombrarlo a dedo y vulnerar los conductos regulares.

Cambios. Alvarado sugirió que la entidad necesita cambiar, cuanto antes, el modelo de trabajo de asistencia que ejerce en la actualidad, a “un modelo preventivo de atención familiar y comunitaria, porque todo se va a los hospitales”.

La situación de la Caja Nacional no puede cambiar, según Alvarado, porque las resoluciones que el directorio de la Caja emite, no se cumplen hasta la fecha. “Desde llamadas de atención hasta despidos. Entonces, eso escapa a la responsabilidad de la gerencia. Yo no puedo ir a obligarle a un director de hospital a que cumpla con su deber”, comentó. Informó también que todos los días tenía que “apagar incendios”. Para Alvarado, regular esos detalles requiere de una ley que otorgue al directorio de la Caja mayor poder.

“De esa manera, las resoluciones del directorio tendrían que ser de cumplimiento obligatorio; caso contrario, que amerite una destitución”. El directorio de la Caja está compuesto por seis miembros laborales, dos del Estado y dos patronales. Por lo que la mayoría laboral de la COB  toma las decisiones en la entidad. Ayer se conoció que el gerente administrativo también renunciaría.

Renunció hace 2 meses

Anuncio

Después de que Juan Carlos Calvimontes fue nombrado ministro de Salud, el 22 de enero, Alvarado renunció a la gerencia de la CNS. Hace 15 días, le recordó al ministro que nombre a una nueva autoridad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia