Sociedad

Las familias ultiman detalles para recibir 2015 con cerdo y frutas

Clima. Senamhi prevé temporal lluvioso y frío para esta noche en casi todo el país

Preparativos. Un grupo de amigas se apresta a comprar cotillón en una tienda de la calle Illampu.

Preparativos. Un grupo de amigas se apresta a comprar cotillón en una tienda de la calle Illampu. Fotos: Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Aleja Cuevas / La Paz

02:07 / 31 de diciembre de 2015

A pocas horas de recibir el Año Nuevo, familias enteras acaparan mercados y ferias para comprar la carne de cerdo y una variedad de frutas, como elementos tradicionales de la abundancia para 2015, además de cotillón y champán. “Las caseras llevan más la cabeza de cerdo para hacer una huarjata o cocinarla al horno porque se dice que al comer esta parte se tiene plata todo el año”, dijo Rosmery Pati, una comerciante de la calle Incachaca de la Garita de Lima, lugar de venta del porcino.

En los últimos tres días, el precio del kilo de esta carne subió de Bs 28 a 33 y 35, pero una cabeza de cerdo cuesta entre Bs 25 y 30, evidenció La Razón en un recorrido por los mercados y ferias de la calle Rodríguez y de la zona Garita de Lima y adyacentes. 

Respecto a la calidad del producto, el intendente municipal de La Paz, Óscar Guillén, recomendó verificar el sello del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) en la carne de cerdo porque garantiza que el alimento está libre de cisticercosis (triquina) y otros. Asimismo, sugirió optar por la carne de cabaña, y si es criollo, constatar antes de comprar que al interior del muslo de la pierna o entrepierna del animal no haya ningún parásito similar a la forma de los granos del arroz.

“No debe desprender ningún líquido parecido a la gelatina transparente. El color de la carne de cerdo debe ser rosado claro, no oscuro ni verduzco”, resaltó Guillén.   Adelantó que la Intendencia habilitará hoy carpas en los mercados principales de la urbe para verificar el peso correcto de la carne y que esté libre de cisticercosis.

Demanda. Este medio también observó aglomeración de gente en busca de frutas y champán. “A medianoche tiene que estar listo mi canastón de las mejores frutas de temporada porque es signo de abundancia”, expresó Teresa de Altuzarra, quien compraba en la calle Gallardo de la zona Gran Poder.

La libra de uvas cuesta entre Bs 5 y 15. La vendedora de frutas Ema Huanca indicó de que las frutas en la mesa atraen abundancia. Juan Carlos Quispe dijo que acostumbra a llenar su refrigerador para que no falte alimento al año.

En la calle Illampu se incrementó la venta de sombreros y vinchas, cada uno a Bs 20 y 10, respectivamente. Cada tienda, como Génesis, exhibe variedad de adornos con motivos de 2015, entre ellas las champaneras con rellenos de papel picado a color, a Bs 40, y las bombas rellenas de dólares, a Bs 15. “Mañana estará repleto de gente, es mejor comprar hoy (ayer)”, dijo Nancy Zárate. En tanto, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pronosticó lluvias y bajas temperaturas para la noche y la madrugada de celebraciones en el occidente, valles y el chaco.

Sugieren cuatro bebidas para atraer buena vibra

Para estas fiestas de Año Nuevo las personas buscan todo tipo de cábalas y Centric Club propone colores y significados para tragos. Marcelo Mattos, de Centric Club, resaltó cuatro bebidas, la primera es Rojo Incendio, para que la persona obtenga amor y estabilidad emocional.

Este trago se prepara con los licores Grand Marnier, Triple Sec, Kahlúa, además de sidra y tequila. La segunda bebida es Amarillo Golden (dorado), para la abundancia económica y estabilidad laboral. Ésta se prepara con el cóctel Martini blanco, Triple Sec y licor de dulce de leche.

Don’t Stop the Party (No pares la fiesta) es la tercera opción y “se dice que es para que no falte la bebida todo el año”, dijo Mattos. Se prepara con granadina (bebida sin alcohol), los licores de menta, Blue Curaçao y de frutilla, y vodka. El cuarto trago es Amor y se prepara con granadina, licor de menta y licor de dulce de leche. “Lo dulce llama a la buena energía para un nuevo año”, mencionó.

En La Paz hay demanda de flores y mesas blancas

Familias paceñas mantienen como tradiciones recibir el Año Nuevo después de un baño de flores para la purificación, ofrendar una mesa blanca para la Pachamama, además de comer lentejas a la medianoche. El yatiri Moisés Apaza recomendó un baño de florecimiento para la buena suerte, que incluye lavarse con agua de rosas, claveles blancos, albahaca, manzanilla, hierba Luisa, toronjil y cedrón.

“Uno siempre tiene pena de algo, el florecimiento sirve para que los problemas se vayan y llegue la felicidad”, afirmó Apaza, quien recibe en la última semana a decenas de familias en busca de la preparación del baño de flores. Su puesto está ubicado en la calle Illampu esquina Santa Cruz.

Según el yatiri, para la buena suerte también se ofrece una mesa dulce a la Pachamama. Esta ofrenda es parte de la tradición de la familia de Juana Cordero, que a la medianoche de hoy prenderá 12 velas, luego pasará un sahumerio y comerá granos de lenteja. “Las lentejas significan abundancia y toda la familia come a medianoche”, contó Cordero. María Monterrey acostumbra a seguir un ritual similar, en el que pide “salud, fortaleza, paciencia y para todos los pobres”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos