Sociedad

¡Por un 2016 sin violencia!

El Defensor del Pueblo y tres activistas por los derechos de niños, mujeres, ancianos y animales realizaron un análisis sobre los desafíos a encarar en este nuevo año

No podemos olvidar que la violencia ha marcado muchos días de 2015.

No podemos olvidar que la violencia ha marcado muchos días de 2015. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:03 / 01 de enero de 2015

Hoy empieza 2016 y se abren 365 oportunidades para frenar la violencia, uno de los mayores problemas en Bolivia, pues 2015 estuvo marcado por cifras de maltrato a niños, mujeres, ancianos y animales. En el mundo, el problema se centra en migrantes y refugiados. Activistas y defensores de los derechos de estos cuatro grupos poblacionales más vulnerables hicieron una evaluación sobre lo que dejó 2015 y los desafíos a encarar en 2016 para frenar la violencia.

“Este año fue interesante para la niñez y adolescencia porque se implementó un nuevo Código y se aprobó su reglamento, pero aún falta que el Estado invierta en la creación de defensorías”, indicó Julia Velasco, coordinadora de la Agencia Nacional de Noticias por los Derechos de la Infancia (ANNI).

En Bolivia, cada día 16 niños o adolescentes sufren algún tipo de agresión sexual, según datos de la Policía. Entre los más frecuentes están el manoseo, que el agresor se masturbe o desnude delante de ellos, acoso verbal y la violación.

“En 2015 se conocieron casos de niños con múltiples lesiones en el cuerpo, infanticidios, violaciones seguidas de embarazo y lo peor es que los agresores estaban dentro de su hogar. Pidamos que este nuevo año sea diferente”, dijo Velasco. El defensor del Pueblo, Rolando Villena, sostuvo que en los 10 primeros meses de 2015 se registraron 89 feminicidios. “La violencia sexual cobra más de 1.000 víctimas anuales, considerando que solo el 5% llega a denunciar el hecho”.

Afirmó que la violencia no es exclusiva de grupos sociales urbanizados, sino que atraviesa todas las culturas y clases sociales. “Consideramos que para erradicar la violencia se debe trabajar no solo en normas, sino en políticas públicas, pero también en procesos de educación y sensibilización, sobre todo en mecanismos socioeducativos para enfrentar la ideología patriarcal”, señaló.

Según datos del Defensor del Pueblo, en 2013 hubo 111 feminicidios, en 2014 la cifra aumentó a 117 y hasta octubre de 2015 se reportaron 89. Debido al incremento de muertes y agresiones a mujeres, de los 339 municipios del país, 200 emitieron declaratorias de alerta por los feminicidios.

CASOS. Otro sector vulnerado son los adultos mayores, quienes a lo largo de 2015 enfrentaron discriminación, abandono, despojo de bienes, maltrato, y falta de acceso pleno a la salud. Help Age Bolivia señala que a diario se reporta una denuncia de estos tipos.

La activista por los derechos de este sector y coordinadora de Casa Awichas, Mercedes Zerda, recordó que el año pasado se reportaron dos feminicidios de ancianas, “todo por quedarse con los bienes materiales o robar su renta”. “El desafío para este año es que se cumplan las normas y que se tome en cuenta a los abuelos como fuente de sabiduría y no como una carga”.

Los animales no están al margen de los maltratos, pues cada día se informa sobre perros y gatos degollados, abandonados y otros que no son alimentados. En abril de 2015, una mujer colgó y apedreó a su perro en su patio, en la ciudad de Cochabamba. El caso generó consternación en el país y derivó en la promulgación de la Ley 700, de Defensa de Animales.

La presidenta de Amor por los Animales Bolivia (APLAB), Ana Serrano, resaltó que el año pasado las acciones de voluntarios fueron importante para ayudar a animales. “El desafío es que los municipios realicen campañas para esterilizar antes de matar o abandonar. Pidamos un 2016 sin esta violencia”.

El maltrato también está presente fuera de las fronteras del país y la migración es un reflejo. Un estudio de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) señaló en octubre de 2015 que Centroamérica es escenario de una crisis de refugiados, pues miles de mujeres y niños se ven forzados a huir de niveles alarmantes de violencia urbana y del crimen organizado. La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informó ayer que al menos 3.770 inmigrantes murieron el año pasado cruzando el Mediterráneo, lo que ha convertido a 2015 en “el año más mortífero desde que existen registros”.

Precisamente el papa Francisco, durante una celebración religiosa, pidió ayer no olvidar la violencia de 2015 al recibir 2016. “No podemos olvidar que muchos días han estado marcados por la violencia, la muerte, los indecibles sufrimientos de muchos inocentes, de refugiados obligados a abandonar sus países, de hombres, mujeres y niños sin un hogar estable, sin comida”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia