Sociedad

Apelativos poco comunes se dan más en área rural

La tendencia de inscribir nombres poco comunes para los niños y niñas se presenta más en el área rural del país, según los libros de certificados de nacimiento del Servicio de Registro Cívico (Sereci).

La Razón (Edición impresa) / Guiomara Calle / La Paz

00:00 / 30 de junio de 2013

La tendencia de inscribir nombres poco comunes para los niños y niñas se presenta más en el área rural del país, según los libros de certificados de nacimiento del Servicio de Registro Cívico (Sereci).   

Actualmente, el Sereci realiza en las provincias campañas de registro, certificación y saneamiento de las partidas de nacimiento, las cuales presentan mayor cantidad de nombres curiosos en comparación con las urbes, informó el director del Sereci La Paz, Remigio Condori.

Recordó que en la visita realizada a Copacabana, un joven de 16 años imploró a los funcionarios el cambio de su nombre: Usnavy. “Le dijimos que no era posible y se puso a llorar. Tuvimos que buscar a su papá, quien explicó que sacó el nombre de una película de guerra y nos dimos cuenta de que se refería a US Navy, en español nave de Estados Unidos”.

José Antonio Pardo, director nacional del Sereci, coincidió con esta catalogación porque aseguró que existe mayor tendencia en las áreas rurales del país, donde hay más influencia de nombres de artistas y jugadores de fútbol.

Casos. Osama bin Laden era el apelativo que la familia Pucho Chalco quería para su hijo, el mismo fue cambiado debido a la explicación de los funcionarios del Sereci a los padres. Sin embargo, ello no funcionó para los Apaza Mamani, quienes pusieron Rey León a su pequeño.

“El papá se molestó cuando le sugerimos pensar en otra opción, nos dijo que para él su hijo era fuerte como un león y un rey para su familia. Entonces se quedó con ese nombre”, contó Condori.

Yola Prieto, Zacarías Flores Silvestre, Rey Judas, Rey David, Cristo Rey y Uma Puma son otros ejemplos. Los progenitores que optan por nombres poco convencionales habitualmente solicitan el cambio de apelativos cuando el menor ingresa al colegio, donde empiezan las burlas y discriminaciones, según el Sereci.

Orientan a los progenitores

El artículo 96 del Código Niño, Niña y Adolescente señala que un oficial de Registro Civil, al momento de la inscripción del menor, está en la obligación de orientar a los padres o tutor para que la asignación de nombres no sea motivo de discriminación.

“En Bolivia existe libertad en cuanto a la asignación de nombres y elegir los que son iguales a los de famosos se da en todos los países, pero en el nuestro es una obligación de los progenitores optar por un nombre correcto para sus hijos”, resaltó Pardo.

Pardo y Condori advirtieron que los apelativos extraños pueden causar perjuicios a la persona en su madurez, tanto en el tema de discriminación y burlas, como en problemas por la escritura.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia