Sociedad

500.000 árboles se plantaron para reforestar Beni y La Paz

El Ministerio de Medio Ambiente invirtió Bs 4 millones

Plantación. Una familia beniana explora la zona de la ribera del río Beni, ahora reforestada.

Plantación. Una familia beniana explora la zona de la ribera del río Beni, ahora reforestada. Foto: Nelson Fernandez

La Razón (Edición Impresa) / Ana Ramírez / La Paz

02:02 / 19 de mayo de 2014

Entre enero y marzo, cerca de 500.000 plantines fueron plantados por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua en 17 comunidades del Beni y norte de La Paz. El objetivo es fortalecer los suelos afectados por las inundaciones y evitar que en el futuro sean dañados por nuevas riadas.

“El agua se lo llevó todo. Ese 28 de enero, las plantaciones de arroz, yuca, plátano, cacao y cítricos que estaban en las playas desaparecieron, nuestras casas se derrumbaron y muchos animales murieron. Fue una catástrofe que duró más que cualquier otro año”, relató Luciano Gonzales, dirigente de la comunidad Villa Alcira del norte de La Paz.

Ésta y otras 16 comunidades resultaron afectadas por las lluvias que cayeron entre enero y marzo en el Beni y norte de La Paz, y dejaron más de 60.000 familias damnificadas.

Ahora, las zonas fueron reforestadas con la plantación de diferentes especies de árboles medicinales, de madera y frutas, proceso que inició en marzo y concluyó el viernes 9.

“Las lluvias y la crecida del río causaron problemas en las orillas de las zonas, pero con el enraizamiento de las nuevas plantas la tierra quedará sólida y evitará los desprendimientos que se han dado por el remojo”, informó el ministro de Medio Ambiente y Agua, José Zamora. La población de las comunidades se dedica a la pesca y caza, tienen una agricultura familiar y cada una está conformada por aproximadamente 20 familias, quienes participaron en la siembra de los nuevos árboles.

La Razón visitó tres lugares reforestados que ahora presentan brotes de 25 centímetros: Villa Alcira y San Miguel del Bala del norte de La Paz, y Real Beni del municipio beniano. Entre la variedad de árboles sembrados está el laurel, ceibo, roble, trompillo, matapalo, alcanea y playero.

Estacas. Para la plantación se utilizó la técnica conocida como “método por estacas”, una innovación tecnológica aplicada en España y Costa Rica que no necesita semillas para la reproducción de plantas.

“Las estacas son gajos que se sacan de los árboles madre, para esto una persona debe subir al tronco sin lastimarlo y buscar las ramas apropiadas para cortarlas sin desgarrar la corteza, y con ese material vegetal se siembra un nuevo árbol”, explicó Iván Torrico, responsable de proyectos del Fondo Nacional de Desarrollo Forestal (Fonabosque), entidad que coadyuvó con la reforestación.

Cada rama tiene la punta en forma diagonal y su base se remoja tres horas en una hormona que estimula su capacidad de enraizamiento, y se le aplica cera de abeja en la parte superior para ayudar a su cicatrización y evitar que los hongos ataquen.

“Las comunidades conformaron grupos para este trabajo que generó 4.000 empleos y de aquí a cinco años veremos a los árboles, con dos metros de altura, que evitarán aludes en la zona”, mencionó Torrico

Para Raquel Quitón, madre de familia de la comunidad de San Miguel del Bala, el plan ayudó a la gente local a generar ingresos, pero aún existen necesidades que atender. “Trabajamos sembrando plantas y nos pagan, pero necesitamos más ayuda porque el río nos dejó sin nada, los niños están enfermos y los medicamentos son muy caros”, expresó.

La plantación de estos árboles es parte del Programa Nacional de Forestación y Reforestación que trazó como meta plantar 10 millones de árboles cada año y que fue lanzado en 2012 por el presidente Evo Morales. El plan busca el compromiso de la gente para la protección de los bosques y evitar que el cambio climático afecte de manera negativa el medio ambiente, explicó el ministro.

“Logramos esa meta en tres años y trabajaremos para que cada boliviano pueda plantar un árbol anualmente, la idea es enseñar a nuestros hijos a participar de actividades ambientales y preservar nuestra flora y fauna”, señaló el ministro Zamora.

Ahora queda el mantenimiento de los brotes para que lleguen a ser los árboles que alguna vez tuvo la región, pero esa será una tarea de las comunidades. “Nos sentimos contentos con la labor que hicimos pero no queremos que termine porque el desastre nos dejó sin casa y necesitamos ingresos para sobrevivir”, refirió Miguel Fernández, corregidor de la comunidad Real Beni.

Atractivos de Los lugares

Villa alcira

Está en el norte de La Paz, tiene bosques con senderos, cascadas y piscinas naturales. Es una zona apta para la pesca.

San Miguel

Pueblo quechua-tacana del norte paceño, presenta la “serranía del bala”, un monte con una hendidura en forma de U.

Real Beni

Ubicado en el oeste de Beni, presenta plantaciones de arroz, yuca, plátano y motacú. Sus árboles albergan al llamado pájaro carpintero.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia