Sociedad

Beatriz se operó por estética y sin información

Caso. Enjuicia a tres cirujanos, abogado y clínicas; su nariz quedó sin funcionalidad

Negligencia. Una imagen del estado de la nariz de la afectada.

Negligencia. Una imagen del estado de la nariz de la afectada. Sarah S.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose / La Paz

02:00 / 19 de febrero de 2014

Beatriz S., la mujer que se operó la nariz en tres ocasiones y ahora no puede respirar con normalidad, confesó que solo quería verse mejor, pero acudió a clínicas estéticas sin la información necesaria. Ahora pide justicia en el juicio contra tres médicos. “Yo me operé por estética, porque quería arreglarme el hueso de mi nariz que tenía una curva y quería que me levanten la punta”, contó ayer a La Razón.

La primera rinoplastía fue en septiembre de 2012 en la clínica S. M., reconocida por este tipo de cirugías. “El doctor Cristian F. me dio tres golpes fuertes en la nariz y por eso se produjo una hemorragia que me dejó inconsciente”, detalló la víctima.

Al ver que salió mal de esta intervención, pues su tabique quedó desviado, recurrió a su amigo y abogado Wilson S., quien, con un poder que ella le dio, recibió ilegalmente $us 5.500 de la clínica para dejar el caso. “Hay un documento privado que firmaron ambas partes. Este papel está ahora en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen”.

Seis meses después, al no notar mejoría, Beatriz decidió ir a Santa Cruz para operarse con el doctor Tito B., otro famoso cirujano. Aparentemente, la nariz estaba bien la primera semana hasta que se le empezó a deformar y desde ese momento ya no pudo respirar.

Dos semanas más tarde, volvió a La Paz para una nueva operación en una conocida clínica de la zona Sur. El doctor Jorge R. le practicó la operación sin realizarle una radiografía.

“Yo no estaba informada de que habían doctores estéticos en La Paz, y como la clínica S. M. tenía tanta propaganda para estas operaciones, acudí a ella”, afirmó. Ahora ningún doctor quiere atenderla por su situación.

Para reemplazarle la parte del tabique, le cortaron el cartílago de su oreja y le pusieron implantes en lugar del hueso interno que separa las fosas nasales. “La demanda a los médicos, a las clínicas y al abogado ya está hace un año, pero tardó mucho para que la aprueben y por eso recién se hizo pública”. El proceso en los estrados incluye al abogado que la engañó.

Al respecto, el presidente de la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica, Gonzalo Sillerico, remarcó que un comité científico debe realizar una auditoría médica “para determinar si los médicos son responsables”.

Añadió que las normas señalan que se debe cumplir un procedimiento preoperatorio, exámenes de laboratorio, evaluación cardiológica, la placa radiográfica, entre otros.   “Si vemos que cualquier doctor no ha cumplido con las normas correctas, le llamaremos la atención, pero si ha cumplido con todo y ha sido una complicación, ¿qué le podríamos decir?”, indicó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia