Sociedad

La sequía y los incendios forestales golpean a Beni

Varios municipios del Beni se encuentran afectados por la falta de lluvia. La sequía genera incendios forestales que afectan directamente a productores y ganaderos en toda la región. Autoridades departamentales, municipales y productores se encuentran muy preocupados.

Incendios forestales en el departamento del Beni

Incendios forestales en el departamento del Beni Fotos: Ricardo Gutiérrez

La Razón Digital / Ricardo Gutiérrez / Trinidad

12:45 / 01 de agosto de 2016

La sequía golpea con fuerza varios municipios del Beni y los focos de calor se han duplicado, originando fuegos masivos y descontrolados en gran parte del departamento.

Cuatro municipios se han declarado en emergencia por ello, mientras otros cuatro esperan que sus respectivos concejos municipales hagan lo mismo. El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió alerta naranja en el departamento y los ganaderos de la provincia Cercado, donde se encuentra la capital Trinidad, se declararon en alerta máxima y solicitan al municipio capitalino lance la alerta roja.

“Hasta el momento siete municipios del Beni están en alerta roja, cuatro municipios de manera oficial ya lo han hecho: Exaltación, Magdalena, Huacaraje y Baure. San Javier, San Andrés y Guayaramerín están analizando declarar alerta roja los próximos días. La situación es crítica y por eso pensamos tomar determinaciones fuertes para palear lo que se está viviendo”, afirmó el director departamental del COE, Christian Cámara.

“Los focos de calor en el primer semestre de 2015, vale decir por esta misma época, hace un año, fueron de 877, y los focos de calor hasta el mes de junio de 2016 son 2.985, esto quiere decir que ya sobrepasamos los 3.000 focos de calor”, aseguró a su vez el director de la Federación de Ganaderos del Beni (FEGABENI) en representación de la Asociación de Ganaderos de Cercado (ASOCERCADO), Bruno Fernando Boehme.

En varias regiones de la provincia Cercado no llueve desde el mes de abril, además el nivel de las aguas desciende rápidamente, hasta el extremo de que algunos ríos quedaron innavegables en este momento.

“Hay sequía, moderada pero la estamos sintiendo”, declaró por suparte Glen Daza, secretario municipal técnico de infraestructura y desarrollo productivo del municipio de San Ignacio de Moxos, capital de la provincia Moxos.

“El suelo está quebrado en varias comunidades, hay mucha gente que ya se encuentra preocupada por la situación y no sabe como reaccionar”, declaró a su vez Roberto Rea, técnico del Centro de Investigaciones y Promoción para  el Campesino (CIPCA), que actualmente trabaja de cerca con varias comunidades de los municipios de San Javier y Trinidad, dentro de la provincia Cercado.

“Justamente el tema es preocupante porque tenemos ausencia de lluvias desde el mes de abril y, por estadística, las lluvias nos acompañan hasta junio, cuando hay hasta 100 milímetros de lluvia en julio. Ya se supone que la sequía va a ser superada en los meses de octubre, agosto septiembre, y ya en noviembre que es cuando empiezan las lluvias normalmente”, afirmó Boehme, reafirmando la hipótesis que va cobrando fuerza en esta región: que la sequía este año será aguda.

Bajo fuego

La sequía trae consigo inevitablemente incendios forestales, focos de calor, destrucción de propiedad privada, muerte de animales silvestres y domésticos, además de una  nube de humo contaminante que actualmente se ve a diario en Trinidad.

“Grandes problemas ameritan grandes soluciones. Voy a sugerir este lunes que se prohíban las quemas en todo el Beni, la decisión final la toma el Consejo Departamental encargado de las emergencias y en última instancia el Gobernador del Beni, pero queremos que la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) no emita ningún permiso más para quemar, quien queme será procesado”, afirmó Cámara.

El representante de los ganaderos aseguró que el sector no está realizando ninguna quema; al contrario, dijo que son uno de los rubros más golpeados por estos incendios.

“El ganadero no puede quemar su campo porque al quemar su campo se quedaría sin forraje y su ganado se quedaría sin comer, porque al estar quemadas las pampas y con ausencia de agua, aquí no va a haber retoño del forraje y la pastura hasta que empiece a llover en noviembre. El ganadero no puede atentar contra su propia economía, contra su propia actividad porque además con la quema se destruyen grandes cantidades de alambrados, infraestructura, corrales, los fuegos son descontrolados “, aseguró Boehme.

“Nosotros calculamos que se pondrían en riesgo 77 millones de dólares de la economía del Beni y obviamente de la provincia Cercado. Solo en Cercado tenemos 250 mil cabezas de ganado en una extensión de 1 millón 200 mil hectáreas, de esa extensión hasta el momento bajo fuego hay un 40 a 50 por ciento,  eso es altísimo, y con ausencia de forraje será de un gran impacto económico negativo para la Provincia y para el Departamento”, complementó.

“Si los ganaderos no son los que queman, no va a ver problemas en que lo prohibamos, justamente al prohibir quemar vamos a darnos cuenta quienes están iniciando el fuego y por supuesto ellos serán sancionados”, replicó el director del COE.

Cabe mencionar que varios comunarios que se dedican a la actividad de pastoreo o de ganadería en menor escala, afirman que muchas veces los fuegos se originan por la inconciencia de la gente que circula por las carreteras y tira un cigarro o bota un fósforo, ya que al estar el suelo y el pasto secos, se encienden fácilmente.

En los próximos días se espera la declaración de emergencia del municipio capitalino y de otros municipios de la región. Mientras, Trinidad amanece y oscurece con una densa capa de humo que a veces parece niebla. (01-08-2016)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia