Sociedad

Los Cajías Silva celebran Navidad con 143 pesebres

Colección. Provienen de 32 países de cuatro continentes

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose / La Paz

00:02 / 25 de diciembre de 2013

Los Cajías Silva tienen 143 pesebres procedentes de 32 países y de distintos materiales: vidrio, papel, madera... Los recolectan desde hace 29 años y la mayoría les llegó por regalo. Así, esta familia radicada en La Paz celebra la Navidad en su casa ubicada en la zona de Sopocachi.

“Comencé la colección en 1984. En ese tiempo vivía con mi esposo (Marcelo) en México. La artesanía de ese país me gustó mucho porque tiene bastante variedad y color”, cuenta Rocío Silva de Cajías, rodeada en su hogar por las decenas de belenes con las imágenes de Jesús, María y José.

Empezó adquiriendo piezas de arte, reliquias. Y los pesebres se convirtieron en sus favoritos. Compró uno, luego otro y como no volvió por mucho tiempo a Bolivia, le picó la afición de adquirir más de otros confines del mundo. La coleccionista asegura que 70% de ellos le llegó por regalo y el restante 30% es comprado.

Relata que tuvo a sus hijos en México y como eran una familia pequeña viviendo en el extranjero, la unión entre sus integrantes se fortaleció. Debido a ello, surgió más el interés de reunir nacimientos, pues “la Sagrada Familia es una representación de lo que es la familia. Ése fue el motivo”. Además, se considera “una aficionada a hacer un poco de arte”. Sus belenes proceden de 32 países de cuatro continentes: América, Europa, África y Asia. Se encuentran distribuidos en dos ambientes de su vivienda. Son de papel, vidrio, barro, porcelana, vidrio, tela, madera, palillos de fósforo.

Invitación. Uno de los pesebres de papel se caracteriza por estar inserto dentro de una especie de tarjeta que, al abrirla, adopta la forma de una pequeña cajita que contiene el nacimiento. Otro de tela está hecho a base de encajes; otro es de fieltro, además del de cintas que confeccionó ella misma.

También se observan nacimientos elaborados con cáscaras de choclo y de plátano, con hoja de parra. “Están también los de madera que son europeos: de Holanda, Austria, Alemania”. Igualmente se expone uno hecho en una réplica de vidrio francés de la Catedral de Notre Dame (Francia). Y la colección no para de crecer cada año.

Entre colores brillantes de los belenes de América Latina y ocres, de los del Viejo Continente, la familia Cajías Silva celebra cada año las fiestas de fin de año y convoca a los interesados en conocer sus 143 pesebres a visitarlos los lunes, miércoles y sábados, hasta el 6 de enero, de 14.00 a 19.00, en su hogar de la calle Crespo 2016, esquina Chaco y Aspiazu, en Sopocachi.

La historia del Belén

Italia

La tradición del belén se remonta al siglo XIII, cuando en la Nochebuena de 1223, San Francisco de Asís reunió a vecinos de la villa de Greccio en una ermita para celebrar la misa de medianoche.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia