Sociedad

Cascos blancos sirios y 15 activistas reciben premio franco-alemán de DDHH

Los cascos blancos son una organización de 3.000 voluntarios que opera en Siria desde 2013 y que estuvo representada en la ceremonia por Raed al-Saleh.

El ministro de Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier (i) y su homólogo francés Jean-Marc Ayrault (d) otorgan el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos a los llamados cascos blancos sirios. Foto: EFE

El ministro de Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier (i) y su homólogo francés Jean-Marc Ayrault (d) otorgan el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos a los llamados cascos blancos sirios. Foto: EFE

La Razón Digital / EFE / Berlín

15:36 / 01 de diciembre de 2016

Los llamados cascos blancos sirios y 15 activistas de diversos lugares del mundo, entre ellos la costarricense Montserrat Solano y la brasileña María da Penha, recibieron este jueves el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos en una ceremonia realizada en el Ministerio de Exteriores en Berlín.

Los galardones distinguen desde personas que han luchado contra la violencia doméstica y las agresiones sexuales, como es el caso de Maria da Penha y de la india Sunitha Krisnhan, hasta personas que actúan en zonas de guerra, como los cascos blancos, que recibieron un premio especial.

Los cascos blancos son una organización de 3.000 voluntarios que opera en Siria desde 2013 y que estuvo representada en la ceremonia por Raed al-Saleh.

Montserrat Solano se excusó de asistir a la ceremonia por la situación que vive su país azotado por un huracán, mientras que otras de las galardonadas, la china Wang Qiaoling, no pudo viajar a Berlín pero envió un mensaje de vídeo.

Wang Quioling es la esposa del activista de Derechos Humanos Li Heping, que se encuentra en prisión desde hace 15 meses, y se ha convertido en la portavoz de los familiares presos políticos en China.

En su mensaje de vídeo, Wang recordó que representa a los familiares de 709 detenidos y pidió a la comunidad internacional que no olvide esos 709 casos. Tras la ceremonia, en la que los dos pronunciaron discursos, los ministros de Exteriores de Francia y Alemania pidieron en un comunicado conjunto la liberación de Li Heping.

"Usted ven lo que todos ven en diversas partes del mundo. Lo que los diferencia de los otros es que ustedes no miran para otro lado sino tratan de hacer algo", dijo el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier en la ceremonia de premiación.

Steinmeier subrayó que el premio, que se otorga por primera vez, es importante para Francia y Alemania ya que la defensa de los Derechos Humanos, según dijo, es el núcleo de la política exterior de los dos países.

"Algunos de los premiados representan la lucha por los derechos de la mujer en Brasil o en India, otros la defensa del estado de derecho y otros, como los cascos blancos, arriesgan su vida para que personas en zonas de guerra puedan tener lo más elemental", dijo el ministro.

"Por distinto que sea su trabajo, a todos los une su piedad, su valor y su perseverancia", agregó.

El ministro de Exteriores francés, Jean Marc Ayrault, por su parte, dijo que la creación del premio está guiada por dos razones fundamentales.

"Por un lado, está la importancia que le damos a los derechos humanos. Por otra parte, sabemos que Alemania y Francia son más respetadas cuando actúan juntas", dijo el ministro francés.

Ayrault dijo que actualmente la defensa de los derechos humanos tiene que enfrentar que esas violaciones se cometen en diversas partes del mundo y que existe el problema de que en muchas partes se quiere negar universalidad a esos derechos y se pretende verlos como una imposición occidental.

Por eso, según Ayrault, es importante apoyar en todo el mundo a los defensores de los Derechos Humanos y hacerlos conocer y recordó que muchos de ellos arriesgan su vida y su seguridad.

El ministro francés destacó el trabajo de los cascos blancos que, dijo, "arriesgando sus vidas representan la acción humanitaria en medio de una guerra total".

Como representantes de los premiados hablaron en la ceremonia el médico italiano Pietro Bartolo, premiado por su apoyo a los refugiados en la isla de Lampedusa, y la jurista pakistaní Sarah Belal que lucha contra la pena de muerte en su país. (01/12/2016)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia