Sociedad

Iglesia Católica considera cura ‘chuto’ a un religioso ‘ecuménico’

Religión. Ruiz acepta su homosexualidad y asegura que el amor de Dios no discrimina

Consagración. Ruiz radica actualmente en la ciudad de Cochabamba.

Consagración. Ruiz radica actualmente en la ciudad de Cochabamba. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / A. Melgarejo / Cochabamba

01:21 / 28 de agosto de 2015

La Iglesia Católica manifestó su preocupación por la aparición del “sacerdote católico ecuménico” Daniel Ruiz, un activista por los derechos de personas con VIH, a quien consideran un cura “chuto”. El clero no lo reconoce por estar al margen de normas eclesiales: ser homosexual.

“La denominación ‘sacerdote católico ecuménico’ crea confusión en la población y Ruiz no pertenece a la Iglesia Católica conocida por todos. Podríamos decir que es un sacerdote ‘chuto’”, sostuvo el vicario judicial del Arzobispado de Cochabamba, Miguel Manzanera, tras explicar que el obispo que lo ordenó se alejó de la Iglesia y creó su propia congregación.

Ruiz, de nacionalidad argentina y ahora denominado fray Alejo Ruiz, regresó a Bolivia hace una semana después de concluir su formación religiosa en la orden Siervos de María de la Iglesia Católica Ecuménica de Chile, donde fue consagrado por fray Domingo Faúndez como sacerdote ecuménico, hace seis meses.

El sacerdote ecuménico rechazó el calificativo y aseguró que él proviene de una Iglesia Católica “radicalmente inclusiva” y distinta a la Iglesia romana cuyas normas “excluyen a las personas”. “No acepto lo de ‘chuto’ porque significa falso y mi consagración ha sido a través de un obispo con sucesión apostólica”.

Manzanera explicó que Faúndez está alejado de las normas eclesiales porque no reconoce al Papa como el Vicario de Cristo. Señaló que se trata de un tema delicado porque no sería el único caso y citó como ejemplo a Javier Ticona, exsacerdote católico que fue expulsado por presunto mal comportamiento y que en junio de 2013 fue ordenado como Obispo de la Iglesia Católica Renovada del Estado Plurinacional, con apoyo del Gobierno. “La Iglesia no reconoce a estos obispos y sacerdotes ‘chutos’ que no tienen todas las garantías. Es un problema que debemos enfrentar”, dijo.

Desde su llegada, Ruiz ha recorrido varias regiones del país para celebrar misas a favor de personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) y otros excluidos. Precisamente el miércoles dio una misa en La Paz. Él es conocido por su activismo a favor de los derechos de esta población. “La gente me pide que celebre eucaristías porque ningún sacerdote acepta el pedido y yo jamás excluiría a nadie. Es de conocimiento público que yo vivo en la misma situación”.

Manzanera resaltó la labor de Ruiz, pero aseguró que la Iglesia Católica también los atiende a través de un apostolado específico. “Obviamente hay cosas que él hace y no están mal. Pero lo que la Iglesia no reconoce es que los homosexuales, al serlo, actúen correctamente. Es requisito no ser homosexual para el sacerdocio”. Ruiz se declaró públicamente homosexual y destacó que ese es uno de los aspectos que diferencia a la Iglesia Católica de la Ecuménica.

Sexualidad. “En mi orden yo fui aceptado tal y como soy, no tuve que ocultar mi orientación sexual como lo hacen en la Iglesia romana. Conocemos que al interior hay homosexuales que prefieren callar y reprimir, pero a la larga todo aflora. Por eso mi consagración tiene un plus más, además de seguir exigiendo por aquellas personas que son excluidas”, indicó.

Al respecto, Manzanera reconoció que existe la posibilidad de sacerdotes homosexuales en la Iglesia. “Pero el mismo San Pablo dice que los que practican la homosexualidad y otros grupos que violan, que roban, no entrarán en el reino de los cielos. Esto lo dice porque da a entender que estas uniones coitales no están de acuerdo con la naturaleza humana y la Iglesia Católica no lo aprueba”.

El religioso ecuménico aseguró que esa cita está fuera de contexto porque “no existía el termino homosexual en esos tiempos. La biblia habla de aberraciones cuando a través de la guerra conquistaban a los demás. Cuántas veces se ha utilizado citas del evangelio para rechazar, para decir lo que está fuera del cielo, Dios bendice a todos por igual, Dios no castiga”.

Para Ruiz, el amor de Dios es infinito y no discrimina. “No podemos limitar el amor de Dios. Lo único que exijo es respeto porque soy un sacerdote con todas las de la Ley”. “Tranquilos sacerdotes”, expresó para aclarar que su intención no es “reclutar” gente para su congregación. “La Iglesia comienza en casa y el evangelio es radicalmente inclusivo”.

La vida y la formación de Ruiz

Orden

Daniel Ruiz es de nacionalidad argentina, pero radica en Bolivia. Hace dos años viajó a Chile y ahí concluyó sus estudios en Teología para luego consagrarse a Dios en la orden Siervos de María de la Iglesia Católica Ecuménica.

Estudios

El ecuménico estudió en colegios católicos salesianos en Argentina. Luego ingresó al seminario y fue enviado a Bolivia, pero faltando dos años para ordenarse como sacerdote pidió permiso para “reencontrarse a sí mismo”.

Convicción

“Desde niño tuve dos convicciones: yo soy un hombre gay y soy un hombre de fe. En cuestiones de mi sexualidad lo acepté, jamás me reprimí porque es un don de Dios”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia