Sociedad

El caso de Israel destapa precariedad y deficiencia en el hogar de acogida del que huyó

Una inspección del SEDEGES encontró una infraestructura con evidente falta de mantenimiento, medicamentos vencidos, colchones deteriorados, camas y sábanas sucias, falta de iluminación, entre otras falencias en el hogar Eguino.

Inspección al Hogar Eguino, de donde escapó Israel. Foto:Wara Vargas

Inspección al Hogar Eguino, de donde escapó Israel. Foto:Wara Vargas Wara Vargas

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

11:14 / 15 de septiembre de 2017

Tras haberse encontrado a Isrel (13) viviendo en la casa de un perro, en El Alto, no solo se destapó la dramática historia que vive junto a su hermano menor, sino también la situación en medio de la que viven los menores acogidos en el hogar Eguino, donde vivía y de donde escapó hace más de dos semanas.

Una infraestructura con evidente falta de mantenimiento, medicamentos vencidos, colchones deteriorados, camas y sábanas sucias, falta de iluminación, entre otras falencias, fueron encontradas en una inspección realizada a los ambientes del hogar, administrado por la Fundación Alalay.

La inspección fue encabezada el jueves por el jefe de la Unidad de Acreditación y Control de Centros del Servicio Departamental de Gestión Social (SEDEGES) de La Paz, César Hidalgo. En una entrevista con la red Bolivisión, se declaró “sorprendido” por las “falencias” encontradas en los ambientes que cobijan a unos 25 niños en situación vulnerable.

La noche del martes y en medio de un intenso frío, Israel fue rescatado del interior del reducido espacio que hizo su hogar durante al menos dos semanas. Vivía en una casa construida para un perro en la ciudad de El Alto y se cubría con cartones y trapos, mientras que comía lo que le proporcionaban los vecinos.

Hidalgo enumeró una serie de “falencias” encontradas en el hogar del que huyó Israel y que en un plazo de 10 días deben ser subsanadas para que el hogar Eguino mantenga la acreditación que logró en 2015 y que fenece este fin de año. Ya en febrero hubo una inspección a este centro.

“Hemos observado ambientes con falta de limpieza, con falta de ventilación en los ambientes, con falta de mantenimiento de la infraestructura”, describió y añadió que fueron encontrados medicamentos expirados, además de colchones deteriorados por el uso y camas y sábados sucias en los catres sobre los que duermen los menores.

No hay un médico de planta ni informes sociales actualizados de los menores, que deben estar a cargo de una Trabajadora Social. “No existe nutricionista y la norma dice que debe haber una que se encargue de la nutrición”, explicó la autoridad.

“Hemos dado un plazo para que se subsanen todas estas observaciones; tienen 10 días y en 10 días nosotros y el equipo de acreditación vamos a volver al lugar para ver si han subsanado. La norma dice que si no se ha subsanado se quita la acreditación”, recordó.

Israel pasó a la jurisdicción de La Paz y hasta el momento no se conoce si volverá al mismo centro o no. Su hermano menor también está en un lugar de acogida y fueron separados, según dijeron las autoridades, porque el mayor agredía al menor. Además aseguraron que Israel tiene problemas sicológicos.

La responsable de la Unidad de Defensa Integral a la Familia de la Alcaldía de La Paz, Jacqueline Llanos, reveló ayer que los padres del menor están vivos y no fallecieron como él afirmó. Dijo que rehusaron asumir su responsabilidad con los niños, por lo que fueron derivados a estos hogares.

Gonzales afirmó ayer que Israel huyó varias veces. “Él se iba…se perdía todo el día y volvía, eso pasó como unas tres veces”, sostuvo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia