Sociedad

Caudal del Acre baja y se prevé reubicar a 500 familias de Cobija

Damnificados piden ropa ligera para niños y adultos, medicamentos y colchones; las autoridades locales planifican el traslado de familias de seis barrios cercanos a orillas

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / Cobija

04:00 / 26 de febrero de 2015

El caudal del río Acre, en Cobija,  disminuyó hasta anoche en 25 centímetros, pero las viviendas de cinco barrios aún permanecen bajo el agua. Los damnificados llegan a casi 5.000 y las autoridades regionales ya prevén la reubicación de 500 familias.

“Pese a la amenaza de una tormenta (ayer), las aguas del Acre comenzaron a bajar de nivel en 25 centímetros, eso nos da tiempo para acomodar a los albergados y atenderlos mejor en sus requerimientos”, informó a La Razón el alcalde del municipio de Cobija (Pando), Carmelo Vargas.

En un sobrevuelo en helicóptero, que se llevó a cabo ayer por la ciudad, se evidenció que el agua del río cubre a cientos de viviendas, en algunos casos apenas se puede ver el techo y otras casas tienen cubierta la mitad de la infraestructura. Hay viviendas humildes, edificios de dos y tres pisos, un colegio, centros comerciales y hoteles, todos ubicados en los distritos 1 y 3.

“Toda esa zona era comercial, estaba llena de negocios de todo tipo. En algunos casos las personas realizaron inversiones muy fuertes”, mencionó Vargas.El vicepresidente Álvaro García Linera llegó el martes a la capital de Pando con 3,8 toneladas de ayuda humanitaria y realizó un recorrido en lancha por los barrios afectados. Luego visitó el albergue con mayor número de personas y en conferencia de prensa anunció que se reubicará a las familias en zonas altas y seguras de Cobija.

La autoridad edil de Cobija precisó que serán 500 las familias reubicadas en otras urbanizaciones, basado en un primer cálculo. “Las casas que estaban en los barrios Mapajo Bajo, Filadelfia, Catarata, Junín y Puerto Alto ya no serán reparadas porque enfrentan de forma recurrente estas inundaciones”.Urbanización. Agregó que las viviendas para estas familias se construirán en la Zona Franca, Perla del Acre y Villa Busch. Aunque adelantó que habrá un previo consenso con los damnificados porque algunos prefieren un reconocimiento económico.

Miguel Ojopi, diputado por Unidad Demócrata (UD), indicó que redacta un proyecto de minuta para una mesa redonda con expertos en el tema de reubicación, ingenieros y arquitectos, para evaluar una estrategia que evite nuevas inundaciones en la ciudad.

“Tenemos que tratar el tema sin color político. Además voy a pedir al Gobierno que el Plan Patujú sea ampliado a Cobija”, dijo.

Los senadores de UD pidieron ayer declarar zona de desastre a Pando, por el desborde de los ríos Acre y Tahuamanu, a través de una minuta de comunicación a la presidencia de la Cámara Alta.

Édgar Polanco, gobernador de Pando, indicó que solo en Cobija hay más de 1.000 familias damnificadas que pernoctan en 20 albergues, entre colegios, coliseos, sedes sociales, iglesias y casas particulares. Defensa Civil cuantificó 4.250 personas afectadas. Los datos departamentales aún son procesados, aunque en el municipio de Porvenir ya existen 70 familias perjudicadas y en Filadelfia, 50.

En un recorrido de este medio por los albergues, los damnificados informaron que necesitan ropa ligera para adultos y niños, colchones y medicamentos, sobre todo pomadas para las alergias.

El Ministerio de Defensa señaló mediante un comunicado que trasladan 600 colchones y 600 mosquiteros en dos aviones Hércules. El Ministerio de Medio Ambiente desplegó técnicos con 3.500 litros de agua potable en tanques, además de 33.000 pastillas para la potabilización.

La atención y la ayuda para pando

SaludEl Ministerio de Salud desplegó 35 médicos que atendieron hasta ayer 426 casos, entre enfermedades respiratorias, diarreicas e infecciones de piel.TigoLa telefónica apoya con la provisión de equipos móviles para brigadistas, 3.250 litros de agua y 2.500 kilos de alimentos no perecederos.

Intensas lluvias ocasionan el cierre de tres carreteras

Riadas y derrumbes generados por las intensas lluvias provocaron el cierre de tres vías de Pando, Beni y Tarija. 

La carretera Porvenir-Filadelfia, en Pando, se encuentra cortada por la crecida del río Tahuamanu, según ANF.

En Beni está cerrado el tramo Puerto Siles-Paraíso, debido al desborde del río Maniqui, anunció Cristhian Iriarte, técnico de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

En tanto, en el departamento de Tarija, el tramo Santa Elisa-Puente Los Monos se encuentra cortado por un derrumbe cerca del sector del volcán Colorado (oeste tarijeño).

En el municipio paceño Carmen de Lemero, donde se registraron 62 familias perjudicadas, se construyen dos grandes albergues de madera y calaminas, informó el jefe de Alerta Temprana de la Gobernación, Hilario Calizaya.

Aún hay alerta hidrológica por los ríos Beni y Maniqui.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia