Sociedad

Para el Censo 2012 se requiere la aprobación de normas territoriales

Datos. Expertos afirman que resultados serán poco confiables sin nuevo marco legal

Evento. El taller ‘La ruta del Censo 2012’ organizado ayer por la UMSA y el Instituto Prisma.

Evento. El taller ‘La ruta del Censo 2012’ organizado ayer por la UMSA y el Instituto Prisma. Foto: Miguel Carrasco

La Razón / Teófila Guarachi / La Paz

01:40 / 14 de diciembre de 2011

Para la realización del Censo de 2012 es necesaria la aprobación de las leyes de Unidades Territoriales, de Delimitación Territorial y de Ordenamiento Territorial, coinciden  analistas y exautoridades. El objetivo es una redistribución económica equitativa entre los municipios.

El 93% de los municipios de Bolivia no tiene definidos sus límites territoriales. Es decir que 315 de los 337 tienen algún problema de demarcación. “Hay un margen de su territorio que está en proceso de definición”, indicó Oliveiro Garret, responsable de la Unidad de Análisis Legal de la Federación de Asociaciones Municipales. Pese a estos inconvenientes, se prepara el Censo 2012.

Dicha problemática puede ser resuelta, según Mario Galindo, director del Centro Boliviano de Estudios Multidisciplinarios (CEBEM), con la aprobación de la Ley de Unidades Territoriales, la Ley de Delimitación Territorial y Ley de Ordenamiento Territorial, “que permitirán tener resultados serios y reales del Censo 2012”.

De lo contrario, el empadronamiento será desordenado y poco útil, “porque no nos va a permitir hacer planificación, ni una redistribución de recursos de manera equitativa en los municipios, que es lo que necesitamos en última instancia”, afirmó.

Eduardo Aguirre, responsable de Cartografía del Instituto Nacional de Estadística (INE), aseguró que en las actividades precensales se evidenciaron algunos conflictos. “El problema de límites que vive el país va a obstaculizar la realización del censo, porque por un problema de límites nuestras unidades de trabajo no pueden ingresar a un determinado municipio”, dijo.

Según Galindo, es mejor esperar si es necesario un año más, “hasta tener solucionado el tema de límites y aprobadas las tres normas, a tener resultados de un censo poco confiables”.

La diputada Marcela Revollo (MSM), representante del Comité de Autonomía Departamental de la Cámara de Diputados, explicó que existen tres proyectos de Ley de Unidades Territoriales, pero aún no se consensuó un solo documento, por lo tanto el tema no está en agenda.

“Las actividades precensales que están relacionadas con la actualización cartográfica, el debate público del contenido de las boletas y la resolución de conflictos de límites, permitirán una redistribución equitativa de los recursos después del censo”, señaló.

El empadronamiento será financiado con un crédito del Banco Mundial de $us 50 millones (que incluirá además la realización del Censo Agropecuario). Las intervenciones de analistas y expertos se dieron ayer en el taller “La ruta del Censo 2012”, organizado por el Instituto Prisma y la Universidad Mayor de San Andrés.

Los datos del censo

La realización del Censo 2012 está prevista para julio del próximo año. En el empadronamiento se movilizará a 217 mil personas en todo el país.

La boleta precensal tiene 62 preguntas

La boleta precensal que es socializada en los departamentos de Beni, Pando y Cochabamba tiene 62 preguntas. Eduardo Aguirre, responsable de Cartografía del INE, informó de que aún se trabaja en la validación del documento que será modificado de acuerdo con las observaciones. La presentación también se realizará en el resto del país. 

El Censo de 2012 se constituye en el noveno empadronamiento de población y el quinto de vivienda que se realiza en el país. A diferencia de la boleta de 2001, la nueva incluirá preguntas referidas a la migración. Se consultará, por ejemplo: ¿Alguna persona que vivía con ustedes en este hogar, actualmente está en otro país? Esta pregunta permitirá, según Aguirre, definir el nivel de población que migró de Bolivia a otro país.

  Otro de los indicadores que definirá el empadronamiento es la pertenencia a algún pueblo indígena, originario o campesino, para lo que se plantean 57 alternativas, a diferencia de la Constitución Política que reconoce a 36  pueblos indígenas.

Según las previsiones, cada boleta debería ser respondida en un tiempo no mayor a ocho minutos, aspecto que será definido en las actividades previas del empadronamiento. Hasta ahora se avanzó en un 40% en las actividades precensales.

Proponen distribución de recursos por pobreza

El conflicto de límites, que se registra en 315 municipios del país, se debe exclusivamente a un problema de redistribución de recursos económicos entre los territorios, declaró Mario Galindo, director del CEBEM.

Según el experto, el Ministerio de Economía y Finanzas debería estudiar un nuevo mecanismo o parámetro de asignación de recursos a los municipios. “La distribución económica debería dejar de ser por población, podría ser por nivel de pobreza, donde se deben manejar índices de salud, saneamiento básico, educación y vivienda”, sugirió. 

Bajo estos parámetros, la distribución podría ser más equitativa, según Galindo, con el objetivo de cerrar las brechas de desigualdad. “Así nos evitamos que la gente se esté peleando por límites, porque el fondo del problema no es el límite, sino la asignación de recursos”, reiteró.

Galindo explicó que en el empadronamiento de 2012 se corre el riesgo de tener una información sesgada o poco objetiva con relación a la cantidad de personas que son de un municipio, como las ciudades ruralizadas: El Alto, Quillacollo, Montero, Sacaba y otras. “Por lo menos hay 50 municipios intermedios que tienen alta población rural, pero el día del censo vuelven a su comunidad y realizan su actividad en ciudades intermedias. Eso nos distorsiona los datos”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia