Ciencia y tecnología

Bastoncillo médico reducirá dramáticamente la mortalidad infantil por diarrea

Los investigadores canadienses prevén que producido en grandes cantidades, el precio unitario del bastoncillo será de 25 centavos de dólar.

La Razón Digital / EFE / Toronto (Canadá)

12:27 / 25 de mayo de 2015

Una simple innovación, un bastoncillo médico desarrollado por investigadores canadienses, puede reducir de forma dramática las muertes infantiles por diarrea en países en desarrollo según un estudio dado a conocer hoy.

El bastoncillo, desarrollado por investigadores de la Universidad McMaster de Canadá gracias a la financiación proporcionada por el organismo Grand Challenges Canada (GCC), tiene el potencial de sustituir la recogida de muestras fecales para detectar patógenos que provocan diarreas infantiles.

Los investigadores canadienses prevén que producido en grandes cantidades, el precio unitario del bastoncillo será de 25 centavos de dólar.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año, se producen 1.700 millones de casos de diarrea y cerca de 800.000 niños menores de cinco años mueren en todo el mundo, principalmente en países africanos, a consecuencia de la enfermedad, que es la segunda causa de muerte del planeta para este grupo.

El bastoncillo creado por los investigadores canadienses ha demostrado ser capaz de detectar en niños con graves casos de diarrea, patógenos que no son identificados por las actuales pruebas que requieren el proceso más lento de tomar muestras fecales para su posterior análisis.

El estudio publicado hoy en la revista médica "Journal of the Pediatric Infectious Disease Society" señala que más de un tercio de los 671 niños hospitalizados en Botsuana, padecían infecciones tratables pero que no habían sido detectadas por los métodos tradicionales.

De los 671 casos recogidos en el estudio, 26 murieron a consecuencia de la diarrea. En el 65 % de estos casos, el bastoncillo detectó el patógeno causante de la enfermedad y que había pasado desapercibido en los exámenes fecales.

El estudio también señaló que los niños en los que se probó el bastoncillo tuvieron un 55 % menos de posibilidades de recaídas en sus casos de diarrea, ganando una cantidad significante de peso tras 60 días de tratamiento.

En declaraciones a Efe, los investigadores canadienses responsables de la creación del bastoncillo, los doctores David Goldfarb y Jeff Pernica, que trabajaron en colaboración con colegas africanos, destacaron que la principal causa de la alta mortalidad infantil por diarrea es fruto de la falta de diagnosis.

El doctor Goldfarb señaló que "la diarrea es una de las enfermedades ignoradas de la pobreza. Más de 2.000 niños mueren cada día de diarrea. En comparación, en una semana la diarrea se cobra más vidas que toda la epidemia de ébola".

"Hasta ahora se asumía que el diagnóstico de niños con diarrea en países en desarrollo no era algo posible. Pero hemos demostrado que no es imposible", añadió Goldfarb.

El doctor Pernica dijo que "las principales causas de grave diarrea infantil son tratables de forma efectiva y barata. El problema es que hasta ahora no había una forma rápida y efectiva de determinar el patógeno causante de la enfermedad".

Goldfarb y Pernica destacaron que el bastoncillo puede cambiar el paradigma de tratamiento de diarreas infantiles, no sólo en países en desarrollo sino también en países desarrollados.

"En todo el mundo hasta ahora lo normal es sólo proporcionar antibióticos si hay sangre en las heces. Pero esto puede estar contribuyendo a la elevada mortalidad entre los niños africanos", explicó Pernica.

En países subsaharianos, la tasa de mortalidad infantil causada por diarrea es del 7 % y en Botsuana del 4 %. Además, muchos de los que sobreviven a graves casos de diarrea sufren retrasos de desarrollo físico y psicológico.

El bastoncillo incorpora una nueva tecnología denominada "flocking" que está formada por diminutos filamentos sin un núcleo absorbente de forma que la muestra biológica recogida del paciente permanece en la superficie lo que facilita las pruebas de diagnóstico.

El bastoncillo será probado próximamente en la región ártica de Canadá, en el territorio de Nunavut, donde la recolección y transporte de muestras fecales es difícil.

En África, los investigadores iniciarán una segunda fase de pruebas para determinar con mayor exactitud la diferencia de diagnóstico del bastoncillo con respecto al método tradicional.

Pero en Botsuana, la información recogida por el programa piloto ya ha permitido a las autoridades sanitarias del país acelerar un plan de inmunización infantil contra el rotavirus, la causa más común de diarrea infantil, que ha permitido reducir la mortalidad infantil en un 55 % en cuatro hospitales del país.

El doctor Peter Singer, director de GCC, dijo a Efe que los resultados del programa del bastoncillo médico "es una prueba de que ideas atrevidas tienen un gran impacto".

"Es especialmente importante porque ahora se cumplen cinco años de la creación de Grand Challenges Canada y estamos empezando a ver resultados de los centenares de proyectos de salud en países en desarrollo que estamos apoyando", añadió.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia