Ciencia y tecnología

Los diez avances científicos del 2014

El aterrizaje en un cometa es el logro más importante del año, seguido de los robots que cooperan, la sangre rejuvenecedora o la manipulación de la memoria, según la revista Sciencie

Fotografía de la misión Rosetta.

Fotografía de la misión Rosetta.

La Razón Digital / Christian Galindo

18:03 / 19 de diciembre de 2014

Para la revista Science el aterrizaje en un cometa es el logro más importante del año, seguido de los robots que cooperan, la sangre rejuvenecedora o la manipulación de la memoria, según ABC.es y EFE

El subdirector de noticias de "Science", Robert Coontz, señaló que los hallazgos del año deben "resolver un problema con el que la gente ha estado batallando durante mucho tiempo o abrir la puerta a una gran cantidad de investigación nueva". En el caso de Rosetta, "la mayor parte de la buena ciencia realmente está por venir", explicó en un comunicado.

1.-El encuentro con un cometa

No podía ser de otra manera. La prestigiosa revista Science ha elegido el primer aterrizaje de un artefacto humano en un cometa como el avance más significativo de este año en el mundo de la ciencia. Después de un largo viaje de diez años y 6.400 millones de kilómetros que incluyen tres sobrevuelos sobre la Tierra y uno sobre Marte, la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) logró el pasado noviembre liberar un módulo, llamado Philae, y posarlo sobre el ya famoso cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El aterrizaje de Philae fue más difícil de lo esperado. Rebotó dos veces y se quedó a cierta distancia de su objetivo original. Además, no se aseguró a la superficie como estaba previsto y sus paneles solares no reciben suficiente luz, por lo que se quedó sin energía en menos de tres días. Es posible que no vuelva a despertar hasta agosto, cuando reciba más luz, y no hay ninguna certidumbre de que lo haga. Sin embargo, Philae tuvo tiempo de recoger valiosa información sobre la estructura y composición del cometa. Esto, unido a que Rosetta sigue acompañando al cometa en su viaje, supone para Science la parte más importante de la misión. La ciencia que sea capaz de proporcionar ayudará a los científicos no solo a conocer más sobre estas rocas espaciales, sino a comprender mejor el origen y la evolución del Sistema Solar.

2.- El paso de dinosaurio a ave

Del pesado Tyrannosaurus rex al ágil colibrí y el grácil cisne. Un consorcio internacional de investigadores ha creado el árbol de la vida aviar más completo hasta la fecha. El proyecto, que involucró durante cuatro años a cientos de científicos de 20 países de todo el mundo, ha descubierto cómo ciertos linajes de dinosaurios desarrollaron cuerpos pequeños y ligeros que les permitieron evolucionar hacia varios tipos de aves y sobrevivir a la gran extinción del Cretácico-Paleógeno hace casi 66 millones de años. Una vez su plan corporal cristalizó, facilitándoles la búsqueda de comida y refugio, nuevas especies aviares surgieron rápidamente. Para llegar a esta conclusión, el estudio comparó 850 rasgos morfológicos entre 150 especies distintas.

3.- Sangre, elixir de juventud

Investigadores de la Universidad de Stanford descubrieron que un componente en la sangre de los ratones jóvenes (2 meses) es capaz de rejuvenecer el músculo y el cerebro de ratones en la última etapa de su vida (22 meses). Los ratones añosos mejoraron su capacidad de orientación y aprendizaje a niveles comparables a los de los jóvenes a partir de cambios estructurales del hipocampo. El trabajo pone de manifiesto que, al menos en roedores, algunos deterioros propios de la edad son reversibles. Si esto funcionara en humanos, supondría una nueva forma de tratar patologías relacionadas con el envejecimiento. Un ensayo clínico con pacientes de Alzheimer que ya están recibiendo plasma de donantes jóvenes probará si el milagro es posible.

4.- Robots que cooperan como insectos

Estos pequeños robots del tamaño de una moneda pueden trabajar juntos sin supervisión humana. Han sido creados por un equipo de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts (EE.UU.), inspirándose en la forma en que algunos insectos, como las hormigas, las abejas o las termitas, cooperan entre ellos para trabajar sin una dirección central. Este ejército de 1.024 «kilobots» puede organizarse para formar figuras como estrellas, letras u otras formas bidimensionales con solo darle las instrucciones iniciales.

5.- Chips que funcionan como un cerebro

Ingenieros computacionales de IBM presentaron este año los chips neuromórficos, microprocesadores que funcionan de forma similar a la de un cerebro vivo. Imitando la arquitectura de un cerebro humano, pretenden mejorar la inteligencia artificial de los dispositivos digitales y, posiblemente, sustituir a los chips tradicionales.

6.- Células de laboratorio contra la diabetes

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard (EE.UU.) logró por vez primera, a partir de células embrionarias humanas, cultivar células beta, productoras de insulina en el páncreas. El hallazgo supone una oportunidad sin precedentes para luchar contra la diabetes. Los científicos creen que los ensayos para el trasplante humano usando estas células estarán en marcha en unos pocos años. Si funcionara, los pacientes podrían dejar de depender del tratamiento con insulina de por vida.

7.- Al arte rupestre en Indonesia

Representaciones rupestres halladas en unas cuevas de la isla de Sulawesi en Indonesia, doce negativos de unas manos de unos 40.000 años y unas pinturas de animales de 35.400, rivalizan en antigüedad con algunas de las joyas prehistóricas europeas, como los discos rojos de la cueva cántabra de El Castillo o la «Capilla Sixtina» de Altamira. Según el equipo científico que ha fechado las creaciones, que ya se conocían pero se suponían mucho más modernas, el descubrimiento supone que las primeras producciones rupestres no se llevaran a cabo solo en Europa, sino también en las antípodas.

8.- Los recuerdos se pueden manipular

Utilizando la optogenética, una técnica que manipula la actividad neuronal con rayos de luz, investigadores de la Universidad de California Davis han conseguido borrar recuerdos existentes e implantar otros falsos en el cerebro de unos ratones. De esta forma, hasta consiguieron cambiar el contenido emocional del recuerdo de bueno a malo, o viceversa. Una investigación que recuerda al argumento de una película.

9.- La era de los satélites baratos

Fueron lanzados por primera vez al espacio hace más de una década casi como un juguete educativo para estudiantes universitarios, pero ahora estos CubeSats, unos satélites baratos de apenas 10 cm cuadrados, están despegando realmente. Este año han sido lanzados más de 75, todo un récord. Y lo que es más, estos minisatélites han comenzado a producir ciencia real para, por ejemplo, estudiar la deforestación, el desarrollo urbano o los cambios en los ríos.

10.- Amplían el código genético de la vida

Investigadores del Instituto de Investigación Scripps en La Jolla, California (EE.UU.) han diseñado una bacteria semisintética con material genético extra. Esta E.coli de laboratorio alberga dos ácidos nucleicos adicionales - X e Y-, que no existen en la naturaleza, además de los G, T, C y A normales que componen los bloques de construcción estándar del ADN. Los científicos creen que la expansión de la biología del ADN podría tener importantes aplicaciones, desde nuevas medicinas hasta nuevos tipos de nanotecnología-.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia