Sociedad

Cobija declara zona de desastre; las familias afectadas llegan a 600

Lluvia. El municipio de Filadelfia está aislado y aún no se han cuantificado las víctimas

Cobija. Afectados evacúan sus pertenencias de sus casas inundadas.

Cobija. Afectados evacúan sus pertenencias de sus casas inundadas. Foto: Victor Guzmán

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

02:55 / 21 de febrero de 2012

La cantidad de familias damnificadas por el desborde de los ríos Acre y Tahuamanu, en los municipios de Cobija y Bolpebra, Pando, son más de 634. Cobija se declaró zona de desastre y la Gobernación lanzó la emergencia departamental.

Debido a la gravedad de la situación —ya que el caudal del Acre continúa creciendo y amenaza con llevarse el Puente Internacional que une Cobija y Brasilea— el presidente Evo Morales instruyó a su vicepresidente, Álvaro García, desplazarse hasta la región para llevar víveres y ropa a las víctimas.

El desborde del río Acre arrasó con el municipio de Bolpebra y causó graves inundaciones en cuatro zonas de la ciudad de Cobija. En tanto que la crecida del Tahuamanu aisló a Filadelfia.

“Los damnificados se han triplicado. Es desesperante lo que se está viviendo, especialmente en Cobija, donde cuatro barrios enteros fueron afectados. Las familias damnificadas pasan de las 600 solo en Cobija, quienes comenzaron a ser trasladas a sitios altos”, informó ayer el gobernador de Pando, Luis Flores.

Las familias damnificadas en Bolpebra son 34 y aún no se han cuantificado a los afectados en el municipio de Filadelfia, que está asilado por la inundación.

Añadió que la Asamblea Departamental, reunida de emergencia ayer, lanzó el estado de emergencia a Pando y que el Concejo Municipal declaró a Cobija zona de desastre.

“Cada minuto que pasa aumenta el caudal del río. En este momento (20.30), en las zonas donde se pensó que no entraría, el agua está entrando y los afectados suman cada minuto. Esta emergencia ha rebasado nuestra capacidad para atender con alimentos y vituallas a los damnificados”, sostuvo Flores.

La Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó que el Vicepresidente llevará hoy ayuda humanitaria a los damnificados.

“Mi solidaridad profunda con las víctimas y afectados por las lluvias en todo el país y en especial en Pando”, dijo Morales ayer desde Cochabamba. 

El domingo, el Ejecutivo hizo un primer envío a Cobija, consistente en literas, abrigo, medicinas carpas y vituallas

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien se encuentra en Pando, dijo que las aguas del Acre continuaban en ascenso y que ayer se registró un incremento de 60 centímetros en su nivel. Recordó que una inundación de estas características se produjo hace 30 años.

El domingo, el aumento de diez metros del nivel de ese río afectó a los barrios cobijeños de Junín, Villamontes, Mapojo y Catarata, cuyos habitantes continuaban ayer evacuando sus pertenencias de las viviendas que quedaron bajo el agua. 

Quintana alertó además que la crecida del Acre, que marca el límite entre Bolivia y Brasil, está muy cerca de afectar la plataforma del Puente Internacional      inaugurado hace siete años y que conecta Cobija con la ciudad de Brasilea, en Brasil.

Flores informó también que los municipios de Bolpebra y Filadelfia también decretaron emergencia municipal. 

“Filadelfia se ha quedado prácticamente aislada. Es más de un metro de la crecida del río que ha afectado el camino”, apuntó

La autoridad añadió que los últimos reportes también daban cuenta de que Puerto Maldonaldo estaba a punto de ser afectado por la inundación, porque el caudal del río Madre de Dios está en aumento.

“Ojalá que esto no suceda. Queremos que se declare al departamento zona de desastre”, enfatizó.  

Ayuda. El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, anunció ayer el envío de un avión Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) con 200 carpas y colchones para las familias en Cobija. 

La autoridad dijo que el Gobierno apoyará las necesidades inmediatas de los damnificados. Personal de Defensa  Civil y efectivos de las Fuerzas Armadas evacuan a las familias  y  coadyuvan a éstas en el traslado de sus enseres y mobiliario. No obstante, la alcaldesa de Cobija, Ana Lucía Reis, señaló que se necesita más apoyo y llamó a la población a solidarizarse con los afectados de la inundación.

“Es una situación difícil, nos sentimos impotentes porque no podemos hacer que el río pare de crecer”, dijo.   

Tanto el Gobernador como la Alcaldesa señalaron que los equipos con los que cuentan ambas instituciones quedaron rebasados para atender la emergencia. por la magnitud del desastre.

“Pedimos el envío de más movilidades, más personas que puedan ayudar al traslado, y a la población, que pueda llevar una bebida caliente a todas estas familias que se encuentran en  albergues”, dijo la Alcaldesa

Debido a la emergencia, las autoridades habilitaron escuelas y centros de organizaciones sociales, así como algunas unidades militares para alojar a las familias damnificadas.

Evo moviliza a gabinete ministerial

El presidente Evo Morales dijo ayer que el Gobierno nacional está movilizado para atender las emergencias ocasionadas por las lluvias. “Estamos movilizados, por aquí por allá. Ha habido muchos problemas en la frontera con Perú y Brasil”, dijo la autoridad en respuesta a declaraciones de políticos de oposición que lo acusaron de priorizar su participación en las fiestas de Carnaval antes que atender a los damnificados. Morales movilizó a su Gabinete en pleno y coordina las tareas de auxilio desde el lunes.

La Niña golpea a más de 8.400 familias en Bolivia

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó ayer que 8.436 familias resultaron damnificadas en Bolivia desde que  comenzó, en diciembre del año pasado, el fenómeno de La Niña. Los fenómenos climatológicos causaron el falleciemiento de diez personas en este periodo.

Según un informe de Defensa Civil, el departamento de La Paz es el que más afectados registra con 1.640 familias damnificadas. En la lista le sigue Oruro con  1.578,  Chuquisaca con 1.201, Cochabamba con 627, Potosí 461, Tarija con 504, Santa Cruz 46 y en Beni 9 familias afectadas. A esta cuenta se suman las 600 familias damnificadas en Pando.

Defensa Civil también dio cuenta de unas 400 viviendas afectadas en 93 municipios del territorio nacional. El dato no incluye los inmuebles dañados en Pando por el desborde de los ríos Acre y Tahuamanu.

“El número de familias damnificadas va aumentado en cuestión de dos o tres días, entonces es una características del fenómeno de La Niña”, indicó.

Cabrera añadió que Defensa Civil cuenta con el presupuesto necesario para brindar ayuda humanitaria a las familias afectadas en todo el país por el fenómeno de La Niña. “Tenemos más de 1.700 toneladas de alimentos y  los medios necesarios para asistir a la población”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia