Sociedad

Identifican al policía que dejó en coma a un estudiante de la UMSS

Hospital. Copaga fue intervenido ayer por segunda vez; una marcha pidió justicia

Lamento. Eugenia Vargas, la madre de Jhon Copaga, pide justicia. Ella participó de la movilización.

Lamento. Eugenia Vargas, la madre de Jhon Copaga, pide justicia. Ella participó de la movilización. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / A. Melgarejo / Cochabamba

02:20 / 01 de agosto de 2015

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó ayer que se identificó al policía que lanzó la cápsula de gas contra el universitario Jhon Néstor Copaga Vargas (24) y anunció que el efectivo será sometido a un proceso de investigación interna. El joven está en coma por el impacto en la cabeza.

“De acuerdo con el informe policial que nos entregaron, ya se tiene identificado al uniformado, a quien se va a investigar, y si amerita se lo sancionará como corresponde. También se nos informó que este policía tiene una herida”, declaró el ministro en La Paz. En conferencia de prensa, Romero explicó que ante la crisis “nunca antes vista” solicitó al Comando Departamental de la Policía un informe escrito para determinar si existe responsabilidad del efectivo que disparó el gas.

En Cochabamba, el jefe regional de la Policía, coronel Luis Aguilar, detalló que el uniformado que disparó la granada de gas será investigado por la vía administrativa y que podría ser acusado de “mal procedimiento” durante el “uso racional de la fuerza” empleada para dispersar a estudiantes de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

Imagen. El subcomandante de la Policía Nacional, Jaime Careaga, quien arribó al valle, se reunió con Aguilar y dijo que en primera instancia se analizarán los procedimientos seguidos por la Policía. “Solicitaremos las imágenes que los medios de comunicación captaron, lo haremos legalmente”.

La mañana del jueves un efectivo de la Policía disparó una cápsula de gas en dirección horizontal, que terminó impactando en la cabeza de Copaga, durante el operativo para dispersar a miembros de la Federación Universitaria Local (FUL) y un grupo de supuestos universitarios, en el campus central. Los efectivos suelen disparar los gases en parábola (de 0º a 180º).

Copaga es estudiante de la Facultad de Agronomía y uno de los dirigentes de la FUL. Fue herido por la granada de gas cuando, junto a otros universitarios, ingresó al campus para desalojar al otro grupo que tomó los predios unas horas antes. El conflicto se originó hace 17 semanas por la titularización de docentes sin examen previo, rechazado por la FUL.

Después de haber sido intervenido por un coágulo de sangre en la cabeza y permanecer en terapia intensiva, el universitario volvió a ingresar ayer a quirófano. “Ha sido un apoyo a la primera cirugía, se hizo una craneotomía descompresiva para quitar el coágulo, producto del impacto”, detalló Susana Sánchez, portavoz del Hospital del Seguro Universitario. El estudiante se encuentra en coma inducido.

La madre, Eugenia Vargas de Copaga, con lágrimas en los ojos protagonizó una marcha junto a estudiantes y padres de familia en demanda de justicia. Pidió a la población sumarse a la movilización. “Me siento desecha y sin fuerza porque no sé en qué estado está mi hijo. Me han dicho que está entre la vida y la muerte, no puedo estar tranquila. Si le pasa algo a mi hijo, su vida me van a responder”. La movilización llegó a la plaza 24 de Septiembre y al pasar por la brigada parlamentaria hubo amagos de enfrentamiento con efectivos de la Policía.

Herido con quemaduras

Dante Gutiérrez Laruta (32), la segunda persona herida, tiene quemaduras en el 60% de la superficie corporal y sigue en terapia intensiva del hospital Viedma. Ayer presentó insuficiencia respiratoria, pero su salud es estable.

Liberan a los detenidos y FUL pide una auditoría

El Juzgado 3° de Instrucción en lo Penal Cautelar otorgó “libertad irrestricta” a tres universitarios que fueron detenidos el jueves, durante los enfrentamientos en el campus central de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), e imputados por tenencia ilegal de material explosivo. “Hemos demostrado que los jóvenes no portaban armas explosivas. Tanto la Fiscalía como la Policía no pudieron demostrar nada”, informó anoche Jimmy Chávez, abogado de la Federación Universitaria Local (FUL).

La madrugada del jueves, “estudiantes de base” atacaron a miembros de la FUL para “recuperar” el campus universitario. Tras el enfrentamiento se arrestó a 25 personas, pero “solo 19 llegaron a las celdas”, según Chávez. “El otro grupo fue liberado inmediatamente, solo tres, que son de la FUL, fueron imputados por tenencia de armas explosivas”.

La FUL, por medio de su abogado, exigió una “auditoría judicial” y la investigación de lo ocurrido en la madrugada del jueves por “existir contradicciones en las acciones de fiscales y policías”. “Esos supuestos estudiantes tenían gas de uso militar, toritos, bastones policiales y fueron liberados después de cuatro horas”, denunció Chávez.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia