Sociedad

Colegialas accederán a la píldora del día después a partir de 2014

Salud. Se busca prevenir el embarazo precoz y los abortos en las menores de edad

Feria. Un grupo de adolescentes recibe orientación sexual en una feria realizada en Cochabamba.

Feria. Un grupo de adolescentes recibe orientación sexual en una feria realizada en Cochabamba. Fernando Cartagena.

La Razón / Wilma Pérez / La Paz

02:01 / 10 de septiembre de 2013

Las adolescentes (13 a 17 años) accederán a la píldora del día después de forma gratuita a partir de los primeros meses de 2014. El objetivo del Ministerio de Salud es disminuir los embarazos tempranos y abortos en personas en etapa escolar.

La edad de inicio de la actividad sexual y los casos de violación a adolescentes son los antecedentes que establecieron la necesidad de la entrega de la píldora del día después y otros métodos anticonceptivos, según Carla Parada, responsable de la Unidad de Redes de Servicios de Salud.

La determinación forma parte de la estrategia que fue presentada el 30 de agosto, cuando autoridades del Ministerio de Salud anunciaron que a principios de 2014 la píldora, el condón femenino y el implante subdérmico serán entregados a las mujeres en los centros de salud públicos.

En una primera instancia se indicó que sólo sería para mayores de 18 años, luego Parada aclaró que el beneficio también llegará a adolescentes. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) considera adolescente a la persona que tiene entre 13 y 17 años, y de los 18 hasta los 25 forman el grupo de jóvenes.

“Antes de entregar la píldora a una adolescente, el médico le dará una charla de orientación. Con esta medida buscamos disminuir los embarazos precoces en este grupo de menores y bajar la mortalidad materna por los abortos”, indicó Parada. Para que los adolescentes accedan a consultas, los centros de salud implementarán áreas destinadas exclusivamente para este grupo, con profesionales especializados.

“Los médicos estarán capacitados para atender a los menores, tanto embarazadas como a sus parejas o a los que busquen un anticonceptivo. La información del usuario será anotada en una hoja clínica y, como la atención será de mucha confianza, sólo en casos extremos, como riesgo de muerte, se dará a los padres”, explicó Parada.

De acuerdo con el reporte del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), Bolivia tiene una de las tasas más altas de embarazo adolescente de América Latina. En la región, el promedio de la fecundidad de este grupo es de 70 nacimientos por cada 1.000 mujeres entre 15 y 19 años. En el país llega a 88. Además, los datos extraoficiales indican que al año se practican en el país 80.000 abortos, pero no hay cifras desglosadas por edades. CIES es una de las entidades que trabaja con adolescentes y jóvenes en servicios de salud sexual y reproductiva. Desde enero hasta julio de 2013 realizó más de 280.000 servicios en sus centros de todo el país.  “Tenemos un área de consulta es exclusiva para adolescentes y jóvenes y tiene un costo de dos bolivianos”, dijo Martín Gutiérrez, responsable de comunicación de la entidad.

Según las normas, reglas y procedimientos en anticoncepción del Ministerio de Salud (de 2010), los adolescentes deben recibir información y atención de forma imparcial y pueden acceder al uso de métodos anticonceptivos como los orales, inyectables, parches combinados y anillo vaginal.

El Fondo Rotatorio

ONU

En noviembre de este año, el Unfpa entregará al Fondo Rotatorio, por un valor de $us 2.000.000, los tres métodos de anticonceptivos:  el condón femenino, la píldora del día después y el implante subdérmico.

Teresa Lanza Monje: ‘La norma ya permitía el acceso libre’

La norma sobre protocolo de procedimientos de anticoncepción ya permitía, desde 2004, el acceso libre de la píldora anticonceptiva de emergencia y nunca se estableció la edad. Con el SUMI se habla de la gratuidad de la entrega y no hay ningún cambio de la edad. Creo que hubo una confusión de alguna autoridad cuando indicó que sólo era para mayores de 21 años.

El uso de este método es positivo para todas las mujeres y es un derecho que no podemos perderlo, sobre todo cuando se quiere prohibir el acceso a las adolescentes, porque desde 2004 la píldora es usada en los establecimientos públicos de salud para evitar embarazos de adolescentes, producto de una violación y es de venta libre en farmacias.

Con este antecedente quiero recordar a los prestadores de salud que no pueden discriminar a los adolescentes en la entrega de la píldora.

Teresa Lanza es directora de Católicas por el Derecho a Decidir.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia