Sociedad

Condenan a 30 años a 3 de los 5 asesinos de Andra

Potosí. En 2012, la quinceañera fue plagiada y victimada por sus amigos

Tragedia. Recorrido del carro fúnebre en el entierro de los restos de Andra, en octubre de 2012. Foto: AFKA

Tragedia. Recorrido del carro fúnebre en el entierro de los restos de Andra, en octubre de 2012. Foto: AFKA

La Razón (Edición Impresa) / Christian Galindo

00:00 / 02 de marzo de 2014

Teresa Valenzuela, de 37 años; su hijo Ernesto Ortubé, de 19 años; y Leandro Fernández, de 21 años, fueron sentenciados a 30 años de presidio sin derecho a indulto por el asesinato de Andra Apacani, quien tenía 15 años cuando fue victimada, en septiembre de 2012, en Potosí.

Andra era novia de Ernesto, quien junto a su madre y amigos planificaron el secuestro de la quinceañera, el 16 de septiembre, con el objetivo de pedir un rescate de $us 250.000.

Según la investigación, tras retenerla en su casa por dos días, Teresa decidió matar a la joven debido a que ésta descubrió que la raptora era la madre de su enamorado. Primero la envenenaron con raticida, pero al no hacer efecto el tóxico, la ahorcaron con una chalina, luego quemaron su cuerpo para eliminar las pruebas y lo trasladaron al botadero de la zona de Karachipampa.

Un mes después, el 18 de octubre, los restos de Andra, quien era hija de un empresario minero, fueron hallados, lo que dio inicio a la investigación con la aprehensión de seis sospechosos, entre ellos los sentenciados y dos menores de 15 años (Belén y Anthony) que fueron condenados, en un proceso abreviado en 2013, a cinco años de privación de libertad.

En el fallo del juicio oral, dictado el viernes, también se ordenó una pena de 15 años para Emilio Cruz (28 años) por el delito de complicidad al haber trasladado en su vehículo el cuerpo de la víctima.

El Ministerio Público los imputó por asesinato y tras un proceso que duró un año y cinco meses, el Tribunal 1º de Sentencia de la Villa Imperial los halló culpables de los delitos de organización criminal, secuestro y asesinato, informó la Fiscalía General.

“Aunque les den 100 años de cárcel, no me devolverán sana a mi hija. Solicito a las autoridades dar una sentencia máxima a estos asesinos”, clamó Marisol Fernández, la mamá de Andra, antes de leerse la sentencia, según un reporte de El Potosí.

Añade que cuando a los sentenciados se les brindó la palabra, pidieron perdón a los familiares de la víctima. “Quiero pedir disculpas a la familia de Andra, nunca hubo intención de matarla”, dijo Valenzuela. “En primer lugar, quiero pedir perdón a Dios y a la familia de Andra, sobre todo a su mamá”, declaró su hijo Ernesto Ortubé, que deberán permanecer en prisión hasta 2042.

Luego, los miembros del Tribunal de Sentencia (de jueces técnicos y ciudadanos) establecieron la máxima condena que contempla el sistema penal boliviano. Valenzuela cumplirá condena en La Paz y los jóvenes en Cantumarca. El proceso del caso que conmocionó a Potosí fue suspendido hasta en cuatro ocasiones, lo que generó denuncias de retardación.

A Obrajes y Cantumarca

Valenzuela cumplirá condena en el penal de mujeres de Obrajes (La Paz), porque la familia de Andra denunció hostigamiento; los otros lo harán en Cantumarca (Potosí)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia