Sociedad

Agua del Pilcomayo puede causar desde convulsiones hasta cáncer

Contaminación. Gobierno suspendió operaciones en la mina Santiago de Apóstol

Prueba. Técnicos de la Gobernación de Tarija toman muestras del agua del Pilcomayo en la ribera.

Prueba. Técnicos de la Gobernación de Tarija toman muestras del agua del Pilcomayo en la ribera. AFKA.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

03:46 / 19 de julio de 2014

El consumo prolongado de agua contaminada del Pilcomayo con elevadas cantidades de metales, como demostró un informe oficial, puede causar desde convulsiones hasta cáncer. El Gobierno suspendió ayer las operaciones de la empresa minera que provocó el daño ambiental en la región.

Tres médicos explicaron a La Razón que si una persona consume o usa agua contaminada por un periodo prolongado y dependiendo de la constitución de ésta, a futuro puede presentar cuadros de varias enfermedades.

“El sodio está presente en el cuerpo humano, es un mineral de alimentación parcialmente responsable de las funciones del sistema nervioso, pero en exceso es peligroso, porque puede causar el aumento de la presión sanguínea, convulsiones, deshidratación, parálisis muscular, disminución del crecimiento, hasta llegar al coma”, indicó Josep Henao, médico pediatra y director del Hospital del Niño.

Mientras que Virgilio Prieto, epidemiólogo de Santa Cruz, se refirió a los efectos del hierro y manifestó que su ingesta prolongada causa hemorragia gastrointestinal, acidosis, ictericia y la aparición de cirrosis hepática.

Metales. Los dos especialistas afirmaron que el cromo puede causar dermatitis, afecciones generales como tos, bronquitis crónica y dolores respiratorios. Sobre el manganeso, puede provocar el Parkinson y bronquitis.

A principios de julio se informó sobre una falla en el dique de colas de la empresa minera Santiago de Apóstol, ubicado en la provincia potosina Cornelio Saavedra, que provocó la contaminación de las aguas de la cuenca del río Pilcomayo. La Gobernación de Chuquisaca realizó un examen a las aguas y determinó que la contaminación de estos cuatro minerales supera lo permitido, por lo que prohibió su consumo y su uso para bañarse.

El director del Servicio Departamental de Salud de Chuquisaca, Martín Maturano, aclaró que las enfermedades aparecen cuando la persona se encuentra expuesta de forma prolongada al consumo del líquido. Añadió que si lo bebe por dos o cinco días, los efectos no son visibles, pero si lo hace por un tiempo más prolongado, se presentarán afecciones gastrointestinales.

“Cuando estos niveles se mantienen por mucho tiempo se pueden tener manifestaciones crónicas como en el tema de los abortos espontáneos y la mayor prevalencia de cáncer en estas personas, incluso las malformaciones congénitas. En los niños esto puede causar el retardo mental y del aprendizaje”, sostuvo la autoridad.

Ante estos antecedentes, el Ministerio de Minería suspendió las operaciones de la compañía que opera en Santiago de Apóstol. “En todo caso, el Ministerio de Minería ya ha tomado una decisión, que es suspender las operaciones de esa mina que estaba operando sin autorización”, indicó ayer el vicepresidente Álvaro García.

El mandatario complementó que el Gobierno está esperando el informe ambiental del Ministerio de Minería para evaluar la magnitud del daño, porque hay información contradictoria. El informe final será remitido por esta dependencia gubernamental.

Acciones de prevención

Chuquisaca

La Gobernación instruyó que se realice cada dos meses el análisis del agua del Pilcomayo; antes esta tarea se realizaba cada seis meses o tras un año. Brigadistas seguirán examinando a comunarios de la zona.

El Tribunal Agrario pide norma para poder actuar

Yuvert Donoso

El Tribunal Agroambiental (TA) se ve atado de manos para asumir competencias en casos como el presentado con la contaminación del río Pilcomayo, porque hasta ahora no tiene un instrumento legal que debe ser aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El presidente del TA, Lucio Fuentes, dijo que la Constitución Política le da al tribunal competencias para conocer temas de materia ambiental; sin embargo, no tiene una normativa que determine el procedimiento agroambiental. “En este momento, el tribunal no podría conocer un proceso sobre la contaminación del Pilcomayo por falta de un procedimiento legal”, explicó Fuentes.

Dijo que en reiteradas oportunidades se pidió a la Asamblea Legislativa la aprobación de esa ley; sin embargo, no existió ninguna respuesta. No obstante, Fuentes espera que sea aprobada en la próxima gestión legislativa. Aparte, la Gobernación de Chuquisaca formalizó ayer la denuncia penal contra el dueño de la mina Santiago Apóstol, Mario Cano, por delitos de contaminación y daños a la salud. El secretario de Coordinación de la entidad, Yersin Oblitas, dijo que la demanda se planteó en Betanzos, en Potosí.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia