Sociedad

Coroma, Quillacas y autoridades inician verificación hito por hito

Encuentro. Los mallkus y expertos recorren punto por punto con papeles en mano

Wilacota. La comunidad fue el lugar de tensión el viernes; ahora, el centro de diálogo.

Wilacota. La comunidad fue el lugar de tensión el viernes; ahora, el centro de diálogo. Foto: Víctor Gutiérez

La Razón / Williams Farfán - Wilacota/Oruro

01:44 / 05 de marzo de 2012

En medio de la lluvia se inició ayer, cerca de las 09.00, la verificación hito por hito y con papeles en mano de la línea demarcatoria y conflictiva entre las poblaciones de Coroma y Salinas-Quillacas, enfrentadas desde hace varios siglos.  

La visita de cada punto limítrofe se realiza en presencia de los mallkus de ambas poblaciones, técnicos del Instituto Geográfico Militar (IGM) que llegaron hasta la zona; la ministra de Autonomías, Claudia Peña; los gobernadores de Oruro y Potosí, Santos Tito y Félix Gonzales, y policías.

Ayer se inició el trabajo en el lado orureño, donde hasta la tarde se acabó la tarea. Posteriormente se pretendía trasladarse al lado potosino, pero la intensa lluvia y la crecida del río, que separa ambos territorios, impidió la labor.

Pero la verificación demorará unos 30 días, a decir de la Ministra de Autonomías, porque la corroboración de cada punto tiene que hacerse a lo largo de una franja de 140 kilómetros que involucra a los municipios de Coroma, en el lado potosino, y de Salinas, Quillacas y Paullagas en el lado orureño.

El trabajo de ayer se realizó sólo en el punto de conflicto, donde el martes de la semana pasada los comunarios de ambos lados se enfrentaron con pedradas y dinamitazos con el saldo de, al menos, 48 heridos, en el sector conocido como Wilacota.

La ministra Peña anunció que luego de verificar los hitos del lado potosino pedirá un cuarto intermedio de dos a tres días para descansar luego de cuatro jornadas en la zona y con intensas tratativas para acercar a ambos bandos. La Razón es el único medio que acompaña a la comitiva desde el jueves.

La ministra duerme desde entonces en su vagoneta en medio de la pampa. Lo propio hacen los gobernadores de ambos departamentos enfrentados, aunque éstos últimos viajan constantemente a los pueblos cercanos para abastecerse de comida y de combustible.

Ayer, la principal dificultad para que avance la verificación de los puntos demarcatorios fue la lluvia intensa, que impedía a los técnicos, mallkus y autoridades a trasladarse de un hito a otro porque la zona se anega y el barro impide la caminata. Tampoco hay lugares donde guarecerse.

Cada bando está representado por 10 mallkus, que van sector por sector mostrando los papeles que poseen. Por ejemplo, un comunario de Oruro presentó títulos de derecho propietario de sus terrenos, en los cuales figura un hito establecido por las autoridades nacionales.

Los técnicos del IGM toman nota de cada documento y verifican los hitos en conflicto en el mismo sitio en el que estarían plantados. Esta tarea se realizará —dijeron— en cada uno de los puntos limítrofes establecidos a lo largo de esa franja de 140 kilómetros que está en conflicto.

El conflicto entre dos pueblos

El martes de la semana pasada, los comunarios de Coroma y Salinas-Quillacas se enfrentaron a pedradas y con dinamitazos. El saldo fue de 48 heridos. Ante este problema secular, las autoridades nacionales se trasladaron al sitio, denominado Wilacota, para intentar apaciguarlos y sentarlos en la mesa del diálogo.

Inicialmente lograron la liberación de los cuatro rehenes y del tractor retenido por el lado potosino. Por primera vez en la historia, los mallkus de ambos pueblos se dieron la mano y pidieron perdón a la Pachamama.

Para Diputados, debe actuar la Asamblea

ANF

Diputados del oficialismo y la oposición coinciden en señalar que la solución al conflicto limítrofe entre Oruro y Potosí es una responsabilidad de la Asamblea Legislativa.

El diputado potosino Eduardo Maldonado (MAS) dijo que la solución pasa por una ley corta y específica para el caso Coroma-Quillacas, mientras el diputado orureño Franz Choque (CN) señaló que debe haber una ley general de unidades territoriales.

“La sola pacificación no es sinónimo de solución del problema y necesitamos acciones consecuentes e inmediatas  para que no se reavive el conflicto. Por eso estamos en la enorme responsabilidad de encontrar el mejor canal y vengo insistiendo en que la salida es la ley especial”, afirmó Eduardo Maldonado.

Franz Choque, por su parte, ratificó la necesidad de una ley general de unidades territoriales porque las leyes cortas y coyunturales no han logrado solucionar los diversos conflictos que se han presentado y citó como ejemplo el caso de la carretera del TIPNIS.

“Desde abril del año pasado se ha planteado una ley (de unidades territoriales) y ha habido negligencia e incumplimiento de deberes, no sabemos por qué razones ha quedado en suspenso”. INRA emite instructivo de desalojo para la zona

Se puede usar a la fuerza pública en caso de avasallamiento de tierras

ANF

El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) informó que ante los conflictos suscitados en el límite entre Oruro y Potosí emitió una resolución administrativa que establece “medidas precautorias” que permite proceder al desalojo de todo asentamiento ilegal en la zona de Coroma y Quillacas.

El director nacional del INRA, Juanito Tapia, detalló que la resolución se emitió el 29 de febrero, producto de la verificación en campo y de acuerdo con un informe técnico-legal emitido por una comisión de esta entidad estatal.

“Se emitió la resolución considerando que existió incumplimiento de una anterior resolución administrativa de medidas precautorias de prohibición de innovar emitida en agosto de 2009 que también prohibía asentamientos en la zona”, afirmó la autoridad.

La norma en vigencia dispone el desalojo en caso de que en el área de conflicto se encuentren personas que estén sembrando, arando o realizando cualquier tipo de trabajo. “El desalojo en caso de incumplimiento deberá ser ejecutado con ayuda de la fuerza pública en coordinación con las gobernaciones”. ANF n El

Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) informó que ante los conflictos suscitados en el límite entre Oruro y Potosí emitió una resolución administrativa que establece “medidas precautorias” que permite proceder al desalojo de todo asentamiento ilegal en la zona de Coroma y Quillacas.

El director nacional del INRA, Juanito Tapia, detalló que la resolución se emitió el 29 de febrero, producto de la verificación en campo y de acuerdo con un informe técnico-legal emitido por una comisión de esta entidad estatal.

“Se emitió la resolución considerando que existió incumplimiento de una anterior resolución administrativa de medidas precautorias de prohibición de innovar emitida en agosto de 2009 que también prohibía asentamientos en la zona”, afirmó la autoridad.

La norma en vigencia dispone el desalojo en caso de que en el área de conflicto se encuentren personas que estén sembrando, arando o realizando cualquier tipo de trabajo. “El desalojo en caso de incumplimiento deberá ser ejecutado con ayuda de la fuerza pública en coordinación con las gobernaciones”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia