Sociedad

Crecida de ríos ahora amenaza a cuatro municipios benianos

Se enviaron 2.000 toneladas de ayuda humanitaria a las zonas afectadas

Inundación. Una damnificada en los alrededores de Trinidad, quien vive sobre unas tarimas.

Inundación. Una damnificada en los alrededores de Trinidad, quien vive sobre unas tarimas. Foto: Daniel Walker

La Razón (Edición Impresa) / Gemma Candela / La Paz

00:48 / 05 de marzo de 2014

El Gobierno está en “alerta permanente” y ahora centra su atención por la crecida de ríos en los municipios benianos de San Joaquín, San Ramón, Puerto Siles y Exaltación, y está pendiente del crecimiento de los caudales de tres afluentes del Mamoré y de la posible inundación de Guayaramerín.

“Si bien en Trinidad y Santa Ana de Yacuma han bajado las aguas, lo crítico ha pasado a Puerto Siles, San Joaquín, San Ramón y Exaltación, donde han ido subiendo las aguas y en algunos casos anegaron parte de esas poblaciones”, informó ayer el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, en un programa de radio Kawsachun Coca que dirigió el presidente Evo Morales, desde Lauca Ñ, en el trópico de Cochabamba.

En San Ramón y Exaltación el caudal del agua creció 40 centímetros; en San Joaquín, 60 centímetros, y Puerto Siles se encuentra inundado, resaltó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Saavedra añadió que entre el domingo y el lunes se evacuó con helicóptero a 30 personas de Exaltación, que está parcialmente bajo las aguas.

Ayuda. El Ministro de Defensa indicó que ayer entregarían dos toneladas de vituallas y dos botes Zodiac para el auxilio en San Joaquín, 50 carpas para San Ramón, otras 20 para Puerto Siles y alimentos para Exaltación. Además, un barco-hospital cerca de San Joaquín y Puerto Siles sacará a la población en caso de emergencia: tiene capacidad para 100 personas y en éste pueden hacerse operaciones quirúrgicas menores.

“La semana pasada empezó a bajar el agua en Trinidad (crecida causada por las lluvias), donde ya no hay riesgos, y desde el fin de semana también empezó a bajar el agua en Santa Ana de Yacuma”, ratificó el Primer Mandatario a través de Radio Kawsachun Coca. Por el contrario, los ríos Piraí, Yapacaní e Ichilo están aumentando su caudal.

Saavedra subrayó que su ministerio entregó dos embarcaciones “peque peque” y dos a motor fueraborda a indígenas movimas de Santa Ana de Yacuma para la evacuación, tanto de personas como de ganado, y seis bombas de agua (cuatro de ellas, gracias al apoyo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) para sacar el agua de la población.

En total, cerca de 1.900 personas fueron evacuadas hasta el momento de zonas inundadas, hay 60.000 familias afectadas y la ayuda ha llegado a 42.000 de ellas, de acuerdo con el Ministro de Defensa. La ayuda humanitaria ha sumado 2.000 toneladas: la mitad aportada por el Gobierno nacional y, la otra, por gobernaciones, municipios y campañas solidarias.

“Estamos trabajando ya en previsión de lo que pueda ocurrir más al norte del país porque sabemos que las aguas (afluentes del Mamoré) van a llegar, por ejemplo, a Guayaramerín. Ya el COE (Comité de Operaciones de Emergencia) municipal se ha activado luego de una evaluación de daños”, señaló Saavedra. Se ha contabilizado 250 familias afectadas por la crecida de las aguas en esta población de Beni. “Se ha enviado ya ayuda humanitaria, alimentos y vituallas a esa región y lo vamos a continuar haciendo los siguientes días”.

El titular de Defensa señaló también el martes que una comisión “de alto nivel” llegará de Brasil para hacer un estudio conjunto con expertos bolivianos para analizar si las represas brasileñas de Itapú y San Antonio, construidas sobre el río Madera, han tenido que ver en las inundaciones.

Emergencia nacional

Previsión

En Guayaramerín se instalarán 12 albergues para resguardar a los posibles afectados por la crecida del Mamoré.

Santa Cruz

Los ríos Piraí y Yapacaní han crecido cinco centímetros, y   el Ichilo, seis,  según reportes.

El Estado invertirá  $us 27 MM en Riberalta

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua invertirá cerca de $us 27 millones en el municipio beniano de Riberalta para la instalación de nuevas redes de alcantarillado y agua potable, así como para la ampliación y mejora de la planta de tratamiento de aguas residuales, según declaró el presidente de esta cartera, José Zamora, informó Bolivia Tv.

Las obras comenzarán a mediados de agosto y son parte del Programa de Agua Potable y Alcantarillado Periurbano. Gracias a este proyecto se dará cobertura total a la población de Riberalta, de la cual, actualmente, tan solo el 15% tiene acceso a un sistema de alcantarillado y el 20%, a agua potable, señaló el ministro.

La financiación de estas obras proviene de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y del Banco Interamericano de Desarrollo, que será pagado por el Tesoro General de la Nación.

Debido a los problemas derivados de las fuertes precipitaciones que afectan a la zona, donde incluso se dio el rebalse de aguas residuales, la idea inicial será modificada. “Vamos a rediseñar alguna parte del proyecto, que ya lo teníamos prácticamente aprobado, para que lo que pudo haber afectado no vuelva a ocurrir”, indicó Zamora.

Decreto formalizará hoy pactos con Fegabeni

Gobierno criticó que el líder de Fegabeni pida declarar zona de desastre

Los acuerdos en materia económica, financiera y de manejo de tierras a los que llegaron el lunes un tercio del gabinete ministerial del gobierno de Evo Morales y la Federación de Ganaderos del Beni (Fegabeni), serán refrendados hoy mediante un decreto supremo.

“Estos acuerdos se van a traducir en un decreto supremo el miércoles (hoy), queremos señalar que fueron trabajados a favor del sector ganadero, además indicar de manera muy clara que el Gobierno nacional está trabajando para elaborar un plan de prevención, rehabilitación y reconstrucción para beneficio del sector”, manifestó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Las resoluciones que salieron tras 12 horas de trabajo, que se realizaron el lunes, están encaminadas a la recuperación del sector ganadero a través de la creación de un fideicomiso de $us 30 millones y de un programa de créditos “flexibles” para la promoción de la producción de este sector, indicó el titular de la Presidencia.

Entre las demandas de los productores estaba la construcción de un frigorífico y matadero industriales de primera línea, que también será recogida por el decreto. Se prevé la instalación de una planta procesadora de leche, “previo estudio de potencialidades”, agregó Quintana. Además se dotará con silos a San Pablo, para arroz y maíz.

Se autorizará el desmonte de hasta el 10% en áreas de bosque, especialmente de altura, para refugio de animales. Igual se suspenderán, de manera excepcional, los procesos por quemas de monte y habrá un cronograma para chaqueos.

Sin embargo, tras el encuentro del lunes, el presidente de Fegabeni, Mario Hurtado, dijo en rueda de prensa que “primero habría que declarar zona de desastre al departamento del Beni”; lo que fue ayer criticado por Quintana porque no fue parte del debate.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia