Sociedad

En Todos Santos los orureños le rezan a Inocencia

Tradición. Cientos de devotos del país y el extranjero visitan la tumba

Santuario. El nicho de “la cholita milagrosa” repleta de flores y plaquetas de agradecimiento.

Santuario. El nicho de “la cholita milagrosa” repleta de flores y plaquetas de agradecimiento. Juan Mejía.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

03:27 / 24 de octubre de 2014

Muchos orureños la llaman Inocencia “la santa”, le rezan casi a diario y le piden favores, más aún en Todos Santos, cuando los creyentes aseguran que ella llega del más allá junto con las otras almas. A su tumba no le faltan flores, que son obsequiadas hasta por extranjeros.

“Vengo de los Yungas (La Paz) para la fiesta de Todos Santos de acá a rogarle al alma bendita Inocencia Flores para que me ayude en los negocios, en la salud y en la familia”, expresa Rosa Jordán, mientras pijchea unas hojas de coca y pita cigarrillos por el alma de la difunta.

Junto a Jordán está Nelly Rojas, quien cuenta que acude continuamente a la tumba de “la cholita milagrosa” para rezar y pedirle trabajo, salud y protección en los viajes que realiza por sus negocios.

Inocencia Flores (nombre que le pusieron los devotos) fue asesinada por su jefe con 24 puñaladas hace 34 años, en una tienda de artefactos de Oruro, en un intento de abuso sexual. El asesino fue detenido y sentenciado a 30 años, aunque se cuenta que murió en el penal, pero existen otras versiones de que fue trasladado a Chonchocoro de La Paz.

Las personas que trabajan en el cementerio general de Oruro comentan que muchos devotos llegan cada lunes hasta la tumba de Inocencia para rezar de pie o de rodillas, colocar flores y quemar incienso en pequeños braseros. Pero aseguraron que la mayoría de los devotos llega para Todos Santos, día en que cientos de personas rodean la tumba de “la cholita milagrosa”.

Para el personal ya no es sorpresa observar la llegada de creyentes de Estados Unidos, Brasil y Argentina, que se suman a la población del interior del país que venera a Inocencia como una “santa milagrosa” y le piden con mucha fe amor, salud, trabajo, dinero, viajes y otros favores.

Su nicho es similar a un santuario, pues a diferencia de otras tumbas del panteón central está construido sobre cuatro pilares especiales, posee flores en abundancia e innumerables plaquetas de agradecimiento en el piso y el techo, que fueron dejadas por los devotos a quienes les cumplió los favores pedidos, según detalla el agradecimiento de las mismas.

La tumba de “la cholita milagrosa” está al lado de dos difuntos: Felicia Aliaga, que fue la cuidadora del santuario de Inocencia, y Jorge René Gutiérrez, esposo de Aliaga, ambos asesinados con una picota en la nuca hace cuatro años (15 de diciembre de 2010). Esta es una de las tradiciones del país que se aviva más en la fiesta de Todos Santos, el 2 de noviembre, cuando las almas visitan este mundo.

Explicación de la fiesta

El Día de Todos Santos es una tradición católica celebrada en muchos lugares del mundo para honrar y traer a la memoria a las personas que han muerto, el 1 y 2 de noviembre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia