Sociedad

A diario se registran al menos 9 denuncias por maltrato animal

La crueldad contra mascotas no debe pasar desapercibida porque es un antecedente de un antisocial o de alguien en medio de violencia familiar, advierte la organización

Voluntarios. El equipo de Susana del Carpio en el albergue de Achachicala, en La Paz.

Voluntarios. El equipo de Susana del Carpio en el albergue de Achachicala, en La Paz. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Guiomara Calle / La Paz

01:48 / 28 de julio de 2014

Animales golpeados, mutilados, quemados, abandonados a su suerte y hasta violados son los casos que recibe y atiende Animales SOS de forma recurrente. La organización estima que a diario recepciona al menos nueve denuncias sobre esta problemática en La Paz y El Alto. 

“La crueldad contra los animales no debe ser broma ni pasar desapercibida porque es antecedente de un antisocial o de una persona en medio de violencia familiar. Un estudio de Estados Unidos asegura que todos los criminales en serie han comenzado torturando animales”, expresó Susana del Carpio, presidenta de Animales SOS, una entidad fundada en 1995 con la finalidad de velar por el bienestar de la fauna en el país.

La organización clasifica los maltratos en crueldad intencional y por negligencia. Sumando ambas circunstancias, recibe al día al menos nueve denuncias provenientes de La Paz y El Alto. La Razón accedió a cuatro de las historias más complicadas para el voluntariado. 

Entre las formas de maltrato más frecuentes están los golpes, el encadenamiento, la falta de alimento, agua y atención médica, indicó Yhoselyn Condori, voluntaria encargada de la recepción y atención de denuncias.

Sin embargo, existen otros casos que, pese a no ser muy recurrentes, son parte de la realidad que enfrentan los animales. Por ejemplo, Locky, un perro de raza mestiza, fue destripado el 7 de junio por el subteniente George Muriel en una clase de ejercicio de instrucción en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), según confirmó el rector, coronel Álvaro Ríos.

El oficial fue dado de baja de la universidad militar y actualmente enfrenta un proceso disciplinario por parte del Ejército, pues la institución prohibió mediante resolución el uso y el sacrificio de animales en cualquier práctica. Varias organizaciones civiles de defensa a los animales se movilizaron para exigir justicia.

“Dentro de los casos que atendemos encontramos personas que lastiman a un animal por el gusto y placer de abusarlo y torturarlo. Muchas veces nos enfrentamos con la terquedad de los dueños que no nos hacen caso porque no somos autoridades y es difícil lidiar con ellos”, dijo Carpio.

Normas. No obstante, la presidenta de Animales SOS resaltó que el artículo 302 de la Constitución Política del Estado señala que una de las competencias de los municipios autónomos es proteger a animales domésticos y silvestres. “Un mandato que no se cumple, pese a que en el Código Penal se establecen sanciones”.

Al respecto, la jefa de la Unidad Municipal de Zoonosis de La Paz, Carla Estrada, señaló que la ciudad cuenta con la Ordenanza 505 que prohíbe el maltrato a animales. Sin embargo, reconoció que la falta de sanciones específicas dificulta frenar el abuso contra estos seres vivos.

“En lo que va del año hemos decomisado 35 animales agredidos, entre perros y gatos. Los propietarios son notificados y hacen el compromiso para no tener nunca más a un animal. Para mayores acciones esperamos una ley contra los maltratos porque hay casos graves”, dijo Estrada.

Fernando Rivas, jefe de Zoonosis de El Alto, indicó que en lo que va del año atendieron solo seis denuncias por agresiones a animales porque la mayoría opta por acudir a las organizaciones protectoras independientes.  “Por la Ordenanza 164 se creó una brigada que se encarga de rescatar a los animales y atender denuncias pero éstas deben ser sustentadas porque hay muchos casos falsos”, indicó Rivas.

Proyecto se debate en asamblea

Ley

El proyecto de Ley General para la Defensa de los Animales, cuyo objetivo es regular la protección y defensa de los animales silvestres y domésticos, fue aprobado en grande en la Cámara de Diputados y se espera que sea tratado en detalle este mes.

Alistan una clínica móvil para mascotas

Animales SOS gestiona la llegada de un vehículo especial que será readecuado para funcionar como la primera clínica móvil para mascotas. El objetivo es brindar atención en los lugares más alejados, donde no llegan los especialistas en veterinaria. “Con este vehículo, que será la primera clínica móvil para animales, llegaremos a las zonas más alejadas para curar a canes, gatos y los que encontremos. También esterilizaremos a precios regalados”, anunció la presidenta de Animales SOS, Susana del Carpio.

El motorizado es nuevo, modelo 2012 y su costo asciende a $us 52.800. La mayor parte del monto proviene de donaciones, entre ellas las de la fundación Kantutani, la organización Interniche y varias personas que quieren a los animales, señaló Carpio. El resto salió de los ahorros de Animales SOS y de un préstamo bancario.Iniciativa. “Recibimos muchas llamadas para la colaboración y estoy segura de que con esta clínica móvil ayudaremos a muchos perros de las laderas. Planificamos tenerlo en funcionamiento desde agosto”, detalló Carpio.

Agregó que la ambulancia recorrerá aquellos lugares a los que habitualmente no llegan los veterinarios. El vehículo también será equipado con televisores que difundirán dibujos animados para llamar la atención de los niños y mensajes educativos con ejemplos del perjuicio que ocasiona el maltratos a los animales.

Testimonios

Un tumor en el ano del can: La familia no cumple con el tratamiento

“Nos llegó un caso de un perro con un tumor en el ano, pensábamos que la denunciante estaba exagerando, pero al estar en la vivienda nos sorprendimos”, contó Yhoselyn Condori, voluntaria y encargada de las denuncias de Animales SOS.

La vivienda está ubicada en la zona de Alto San Pedro de La Paz y al interior los voluntarios encontraron un can con un tumor en el ano. El animal se quejaba del dolor pues no podía sentarse. Al pedir explicaciones a la propietaria, ésta contestó muy enojada que no podía cuidar al animal. “No puedo cuidarme ni yo misma y voy a estar cuidando a este perro”, fue la respuesta de la mujer.

“Después salió su hijo y de forma prepotente nos amenazó y dijo que era sobrino del vicepresidente Álvaro García Linera. Le respondimos que no nos importa si es hijo del presidente Evo Morales, sino el animal”, relató Condori. Animales SOS ofreció a la familia operar y tratar al can, pero ellos se rehusaron. La segunda opción fue “dormir a la mascota”, pero también se negaron.

Compromiso. Condori y los voluntarios atendieron este caso durante tres días y después de acudir en reiteradas oportunidades a la vivienda lograron un acuerdo con la familia. “La dueña se comprometió a venir a la veterinaria para atender al animal, y lo cumplió solo en una ocasión y después ya no volvió”, lamentó Condori.  Agregó que pese a la incertidumbre optaron por ya no retornar a la casa por temor al hijo. “Es una persona muy agresiva, por eso dejamos el caso”.

Desnutrición y descuido: Una anciana cría animales para venderlos

Animales SOS recibió un caso en la zona Alto Sopocachi que consternó a todos los voluntarios. Una anciana era dueña de ocho cerdos, seis perros y cuatro vacas, todos en pésimas condiciones de salud. “Un chancho tenía un increíble tumor en el estómago, parecían dos barrigas y se notaba que le pesaba al moverse. Los otros chanchos tenían sarnas en las orejas. También había un perro que tenía el cuello cortado por la cinta de vacunación, que casi le llegaba hasta la tráquea. El caso no es intencional pero es maltrato al fin”, contó Condori.

Pobreza. Además de que todos los animales estaban muy delgados y con desnutrición, entre las vacas había una con el tendón roto. Su propietaria indicó que al no tener pared en su vivienda, los animales salen de su casa y que por eso la vaca llegó hasta una avenida y fue atropellada. Ella arguyó que ya no podía cuidar a los animales por su edad.

Los vecinos propusieron operar al chancho para que la anciana lo venda y obtenga ganancias, pero Animales SOS explicó a la mujer que su carne era inservible y que lo mejor era que “el animal duerma”, y así fue. Lo mismo pasó con el perro, aunque la anciana y su hijo se rehusaron a entregar a los otros animales. Las vacas son alimentadas por la organización para su venta y frenar así su maltrato.

Animales ‘violados’: El caso más trágico para Animales SOS

El caso que más marcó a los voluntarios de Animales SOS fue el de 1998, cuando encontraron a un indigente zoofílico y con otros problemas mentales. “Los relatos de los vecinos eran macabros, quien habitaba el cuarto era Javier Vacaflor, un hombre con notorios problemas mentales y que se había apoderado de ese cuarto hace más de diez años, después de que su madre muriera misteriosamente”, señala la página de Animales SOS.

Acompañados de la Policía y personal de la perrera municipal, la organización ingresó a la vivienda y halló un piso con heces fecales de aproximadamente 10 a 15 centímetros de altura, acumuladas por años.

Temor. “Quince animales asustados se escondieron bajo un camastro lleno de trapos sucios, uno de ellos murió por un ataque cardiaco en el momento en que lo sacábamos”, dice el portal. Muchos de los animales no podían caminar bien porque no manejaban las patas traseras, tenían calambres constantes y muchas de las heces presentaban rastros de sangre, además de heridas de armas cortopunzantes.

Un veterinario determinó que los animales fueron violados, quemados, mutilados y torturados. Susana del Carpio, presidenta de Animales SOS, indicó que este caso fue el más trágico que atendió la organización.

Un perro sin la mandíbula: El animal tiene una joroba y no puede comer

Los vecinos de la zona Villa Nueva Potosí, aledaña a la avenida Buenos Aires de La Paz, denunciaron el maltrato hacia un can que no tenía mandíbula y, por ende, dificultad para comer.   “Encontramos a un perro de raza pastor alemán en un estado lamentable. No tenía mandíbula, estaba muy flaco y con una joroba grande en la espalda. Lo observamos de lejos porque nadie nos abrió la puerta”, relató Condori.

Tras insistir por horas para que alguien los atienda, los voluntarios se dispusieron a dejar una nota de atención a los propietarios del animal, pero éstos llegaron y aseguraron que la mascota no era suya sino de un familiar que lo dejó a su cargo.

“Siempre nos ponen esos pretextos, pero el animal sí era de ellos. Era triste verlo, tenía la lengua colgando y extrañamente le crecían los dientes casi en el cuello. Estaba demasiado flaco, seguramente porque no podía comer sin su mandíbula y nadie lo ayudaba”, indicó la voluntaria de Animales SOS.

Accidente. La familia informó que la mascota fue atropellada y a causa de ello perdió la mandíbula y le salió la joroba. Sin embargo, no pudieron explicar el por qué no lo habían llevado a un veterinario para un tratamiento. “El perro estaba en pésimas condiciones, así que lo hicimos descansar. Fue uno de los casos que más pena nos dio, no entendemos cómo puede la gente maltratar así a los animales, porque no brindarle la atención necesaria es igual a un maltrato intencional. Muchos olvidan que son seres vivos”, lamentó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia