Sociedad

El Defensor ve precariedad y abandono en casas hogares

Niñez. Identifican aplicación de castigos y encierros en los centros.

Informe. El Hogar Virgen de Fátima, de La Paz, donde vivía el bebé Alexander, de ocho meses. Foto: archivo Luis Salazar

Informe. El Hogar Virgen de Fátima, de La Paz, donde vivía el bebé Alexander, de ocho meses. Foto: archivo Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Guiomara Calle / la Paz

00:00 / 27 de febrero de 2015

Las casas de acogida de menores de edad, especialmente las que dependen del Estado, están en situación de precariedad y abandono, según un informe de la Defensoría del Pueblo, que resaltó una constante vulneración de derechos de la niñez y adolescencia en esos espacios.

“El problema es de tal magnitud que las condiciones en que se encuentran estas instituciones son muy precarias, en términos de recursos, ausencia de políticas especiales, falta de personal especializado, y el abandono. Solo se aplican medidas coyunturales mínimas e insuficientes y el problema continúa”, sostuvo ayer el defensor del Pueblo, Rolando Villena.

Los datos son el resultado de una investigación y verificación que comenzó la Defensoría, en 2014, en centros de acogida del país, públicos y privados, donde evidenciaron “una serie de hechos que vulneran de manera sostenida y recurrente los derechos de niños y adolescentes”.

Villena sostuvo como prueba de ello la atención de varios casos graves, entre los que se encuentran reglamentos que autorizaban la aplicación de castigos inhumanos contra niñas, niños y adolescentes “infractores” o el encierro en espacios convertidos en calabozos. 

Maltrato. “En La Paz, entre las gestiones 2012 y 2013, hemos conocido cuatro fallecimientos de niñas, niños y adolescentes que estaban en casas de acogida, uno de ellos aparentemente por suicidio; además hay otras cuatro denuncias de violación conocidas por la Defensoría de la Niñez de La Paz”, señaló Villena.

En hogares de Tarija se aplican hasta siete castigos inhumanos ante la supuesta indisciplina. En albergues de La Paz y Chuquisaca se atendieron casos de violencia física e incluso violencia sexual contra menores de edad.

Al respecto, el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de La Paz indicó que emitirá hoy una respuesta formal sobre la investigación de la Defensoría del Pueblo.

De acuerdo con un diagnóstico de 2012 del Ministerio de Justicia, en el país hay 76 casas hogares para niños y adolescentes. En esa oportunidad, el informe señaló que todos los hogares presentan alguna irregularidad.

El Defensor recordó la muerte de Alexander (13 de noviembre de 2014), un bebé de ocho meses que permaneció acogido en el Hogar Virgen de Fátima con el antecedente de abandono por parte de sus progenitores. Resaltó que el infante, junto a otros ocho niños, estaba al cuidado de una educadora de 18 años.

Las causas y responsables del deceso de Alexander están en proceso de investigación en el Ministerio Público.

“Este hecho ha evidenciado graves vulneraciones a los derechos humanos del bebé Alexander, tan claras y contundentes que deberían procesarse y sancionarse con la más absoluta celeridad; sin embargo, han desnudado una vez más la absoluta precariedad y ausencia de políticas”, manifestó el Defensor del Pueblo.

En la investigación se identificó también maltrato, abandono y ausencia de protección en guarderías, hospitales, centros penitenciarios de adultos y los que acogen a adolescentes.

Ante esta situación, Villena recomendó asumir acciones urgentes para institucionalizar cargos del personal con salario acorde, atender las denuncias de maltrato e iniciar las acciones de investigación contra Cristina Rojas, exdirectora del Sedeges.

Registran 73 casos de infanticidio en 2014

Guiomara Calle

Un informe sobre violencia contra la niñez y adolescencia señala que en 2014 se registraron 73 infanticidios: 60 corresponden a infantes de 0 a 5 años y 13 a menores de entre 6 y 13 años. Del total, ocho fueron violaciones sexuales seguidas de muerte.

“La violencia contra infantes, niñas, niños y adolescentes es un mal endémico de la sociedad boliviana y se inicia prácticamente desde su nacimiento y en su propio hogar, para continuar luego en la escuela, el barrio, la comunidad y otros”, expresó el defensor del Pueblo, Rolando Villena.

En la gestión pasada sumaron 326 casos de violencia sexual: 141 corresponden a niños de entre 0 y 12 años y 185 a adolescentes entre 13 y 17 años, quienes fueron víctimas de violación, tentativa de violación o prostitución. Casi la totalidad de las víctimas de violencia sexual son mujeres, excepto 33 casos en que fueron menores de 12 años.

“La violencia la reciben con mayor rigor, crueldad y recurrencia las niñas y adolescentes mujeres, que en muchos casos son víctimas de violencia sostenida por parte de padres, madres, hermanos, vecinos, compañeros de colegio o grupos de trata”, dijo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia